Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Interior crea un protocolo ante el yihadismo mientras la Policía Local reclama una normativa

La alerta antiterrorista se ha elevado a nivel 3 tras los atentados del islamismo radical.

Los agentes de la Policía Nacional sí han recibido instrucciones
Interior crea un protocolo ante el yihadismo mientras la Policía Local reclama una normativa
Efe

Los atentados yihadistas perpetrados en Francia y Dinamarca han puesto en primera plana el problema del terrorismo islámico dentro de las fronteras europeas y han obligado a mover ficha a los gobiernos de la zona. En España, el Ministerio del Interior decidió elevar la amenaza terrorista a nivel 3 -el máximo es 6 y antes de los sucesos de París estaba en valores mínimos- y facilitar unos protocolos de actuación a los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil. El nivel de alarma es similar al que se establecía cuando se intuía movimiento de los comandos etarras.

Estas medidas, explican fuentes policiales de Zaragoza, están centradas en la autoprotección de los funcionarios y de las instalaciones públicas. Interior está poniendo especial cuidado en el control de las comisarías y otras dependencias policiales, ya que entiende que se trata de objetivos clave para el yihadismo.

En la capital aragonesa juega un papel fundamental la Brigada de Información, centrada en asuntos antiterroristas y que presta especial atención a los conocidos como 'lobos solitarios', terroristas que actúan por iniciativa propia y que han ganado protagonismo a lo largo de los últimos años.

La Benemérita también ha recibido instrucciones concretas y está centrando su labor en el control de las comunicaciones y el transporte, especialmente entre provincias y comunidades autónomas. Centran su foco de atención en la sustracción de vehículos particulares, que podrían ser utilizados por los terroristas para desplazarse de un punto a otro de la geografía española.

Descontento en la Policía Local

Paralelamente, existe en el cuerpo de la Policía Local de Zaragoza cierto descontento por no haber atendido la Jefatura de Policía Local a las peticiones de los agentes, que llevan varias semanas exigiendo unas "mínimas medidas de seguridad y autoprotección, además de los procedimientos de especial observancia que deben respetar los agentes en sus intervenciones", según explican desde el sindicato CSI-F.

El sindicato dirigió en enero un escrito de protesta a la Jefatura de en el que traslada su enfado por el hecho de que, hasta la fecha y pese a que tanto Policía Nacional como Guardia Civil habían sido advertidos de la activación de una alerta de terrorismo yihadista desde el primer momento, la plantilla local no había recibido "ni una triste circular".

Casi un mes después siguen sin recibir respuesta. "Solo algunos intendentes han hecho alguna comunicación particular a sus subalternos, pero la inmensa mayoría no hemos recibido ninguna orden concreta ni nos han informado de cómo actuar ante un posible caso de terrorismo yihadista", lamentan fuentes del sindicato.

Estas mismas fuentes denuncian que "mientras en otras grandes ciudades de España sí se han desarrollado protocolos y normativas específicas, aquí se obvia nuestra petición y se nos deja en una situación de desamparo profesional, al que se une una constante falta de medios".

Etiquetas