Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

​El presidente de la CHE pide extremar la precaución en la orilla del Ebro

Entre Logroño y Aragón hay "muchas motas y es previsible que alguna de ellas pueda fallar".

El caudal a su paso por Miranda de Ebro
​El presidente de la CHE pide extremar la precaución en la orilla del Ebro

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), Xavier de Pedro, ha hecho hoy un llamamiento a extremar la precaución y a no pasear por la orilla del Ebro, debido a la crecida del cauce, ya que la situación "está bastante complicada", en especial, en Miranda de Ebro (Burgos).

De Pedro ha realizado estas declaraciones acompañado en Logroño, tras visitar Miranda de Ebro, donde la crecida del Ebro ha provocado inundaciones, corte de calles y "numerosas afecciones", aunque no daños personales.

El presidente de la CHE ha visitado la zona más afectada por el temporal en Logroño, junto a la alcaldesa de la ciudad, Concepción Gamarra; el consejero de Presidencia, Emilio del Río, y el delegado del Gobierno en La Rioja, Alberto Bretón, entre otras autoridades.

Respecto a Miranda, ha precisado que, aunque a primera hora de la tarde de hoy, la situación en esta localidad burgalesa "se está estabilizando y se prevé que el cauce vaya bajando en el transcurso de la tarde, está costando mucho que bajen los altos caudales que circulan por la ciudad".

A esta crecida del Ebro aguas arriba se añade que los ríos Zadorra y Bayas, en Burgos, bajen con "mucha agua, lo que hace que el cauce del Ebro tampoco circule con normalidad", ha añadido.

El presidente de la CHE ha recordado que los valores que ha alcanzado el Ebro en esta crecida son similares a los de la riada de 2003 o, incluso, superiores, en torno a 1.400 m3 por segundo.

Aguas abajo, se espera que entre las 22.00 y 24.00 horas puedan subir los caudales "de forma muy importante, y con carácter extraordinario en Logroño, aproximándose hasta 2.000 m3 por segundo y con una altura en torno a 7 metros, lo que supone una avenida de período de retorno de 25 años, ha informado De Pedro.

Ha destacado la coordinación entre todas las administraciones y ha insistido en su llamamiento a extremar la prudencia y a no transitar en la orilla del Ebro y sus afluentes, en especial, a partir de Logroño, donde "empieza a haber un sistema de motas generalizado de protección de campos, que no son una protección fiable, como puede ser un dique, sino tierras compactas que hacen de protección frente al agua pero que pueden fallar".

Según De Pedro, desde Logroño hasta Aragón hay zonas con "muchas motas y es previsible que alguna de ellas pueda fallar", por lo que ha insistido en su llamamiento a "extremar la precaución, en especial, para las próximas horas, donde la crecida se prevé que llegue a estas zonas".

Por ello, ha informado de que la CHE seguirá analizando las previsiones de caudales aguas abajo del Ebro, ya que en Castejón (Navarra) también se espera "una importante subida de caudales" en las próximas horas, que pueden superar, incluso, los 2.200 m3 por segundo.

El presidente de la CHE también se ha referido a las "importantes subidas" de caudal que han alcanzado el Arga y el Ega, en Navarra, ante un temporal en el que ha habido "unas lluvias superiores a las previstas, con una media en 36 horas aproximadamente de 70 litros por metro cuadrado en toda la cabecera del Ebro.

Ello es lo que ha provocado estos aumentos de caudales tan importantes" y a lo que se suma el deshielo de la nieve por un aumento ayer de temperaturas.

La alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra, ha destacado el dispositivo que ha establecido el Ayuntamiento, en coordinación con el resto de administraciones para hacer frente a esta situación.

Ha coincidido con el presidente de la CHE en la necesidad de que la ciudadanía extreme la prudencia y no se acerque a los paseos peatonales situados en las orillas del Ebro.

Del Río también ha informado de que el Gobierno está en contacto con los ayuntamientos riojanos de la cuenca del Ebro y con todos los dispositivos de Protección Civil, ya que, ha convenido con el presidente de la CHE en que la crecida que se espera en las próximas horas en tierras riojanas es superior a la de 2003, lo que requiere "estar preparado".

Etiquetas