Zaragoza

Muere un recién nacido tras el parto en casa de una menor que había ocultado su embarazo

La madre, que tiene 17 años y vive con sus padres, dio a luz en su cuarto y se encargó de cortar el cordón umbilical.

El Grupo de Homicidios de la Policía Nacional ha abierto una investigación para esclarecer la desgraciada muerte de un recién nacido durante el inesperado parto de una menor en su propia casa. La madre, de 17 años, vive con sus padres en la capital aragonesa, pero estos ni siquiera sabían que su hija estaba embarazada. De hecho, parece que la chica había mantenido en secreto su avanzado estado de gestación y dio a luz sola en su habitación. Según las primeras pesquisas, los hechos se produjeron a primera hora de la tarde de este martes y fue la propia joven la que cortó el cordón umbilical al bebé.

La Jefatura Superior de Policía se limitó a confirmar este martes el fallecimiento del recién nacido, pero al estar implicada una menor prefirió no facilitar ningún dato. Lo que sí ha podido saber HERALDO es que fueron los abuelos del bebé los que al percatarse de lo que había sucedido llamaron enseguida a las emergencias. Una ambulancia se desplazó rápidamente al domicilio para asistir tanto a la parturienta como a su hijo. Y aunque parece que los sanitarios llegaron a practicar maniobras de reanimación al pequeño, ya nada pudieron hacer por su vida.

La que sí fue trasladada al Hospital Materno Infantil de Zaragoza fue la madre, que permanece allí recuperándose del parto y del trauma que conlleva perder a un recién nacido, máxime en unas circunstancias tan dramáticas. Al parecer, antes de ser evacuada al centro sanitario la menor pudo ser interrogada por la Policía, a la que contó que ni siquiera sabía que estaba embarazada. De hecho, parece que les explicó que sintió un fuerte dolor en el estómago y que cuando quiso darse cuenta ya había dado a luz.

El cadáver del bebé fue conducido al Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA), donde se le ha practicado la autopsia.El informe de los forenses será determinante, ya que serán ellos quienes averigüen si el bebé nació muerto o vivo.También tendrán que comprobar si se ejerció algún tipo de violencia sobre el mismo, o si en su organismo había algún elemento extraño. El resultado de la autopsia será remitido al Juzgado de Instrucción número 4, que era el que este martes se encargaba de la guardia. En cualquier caso, será solo un avance, ya que el informe completo de los especialistas no estará listo hasta dentro de unas semanas.

Habitación precintada

Los agentes del Grupo de Homicidios pudieron intercambiar algunas palabras tanto con la parturienta como con sus padres, pero volverán a hablar con la primera una vez que se encuentre algo más recuperada. Los funcionarios inspeccionaron también la habitación donde tuvo lugar el alumbramiento en busca de posibles evidencias. Y decidieron dejarla precintada por si es necesario volver a revisarla una vez que avance la investigación.

Por desgracia, no es la primera vez que se produce un suceso de este tipo. El precedente más cercano es el de una joven zaragozana que fue condenada a nueve años de cárcel por asesinar a su recién nacido, al que asfixió introduciéndole una gasa en la garganta. La chica, que ahora tiene 26 años, ocultó su embarazo durante los nueve meses de gestación a su familia y a su ya expareja, y dio a luz sola en abril de 2010 en el baño de la casa de sus padres, con los que vivía junto a su otro hijo, de cuatro años. Aunque el fiscal pidió inicialmente 18 años de prisión, tal y como pedía el abogado defensor, Javier Osés, el jurado popular apreció un trastorno mental incompleto, ya que en ese momento tenía las facultades volitivas y cognitivas muy disminuidas. El jurado cursó los trámites para pedir al Consejo de Ministros el indulto de la joven, petición a la que se sumó la fiscalía pero que no se materializó.

Más información en la edición impresa de HERALDO DE ARAGÓN

Etiquetas