Despliega el menú
Zaragoza

La candidata del PSOE para la Alcaldía quiere representar "a los ciudadanos que sufren"

Ekaterina Nikova ha precisado que su opción "no es una candidatura representativa de ningún grupo".

La candidata a participar en las elecciones primarias del PSOE para la Alcaldía de Zaragoza, la economista búlgara Ekaterina Nikova, ha asegurado que representa "a aquellos que considero que debo representar, que son los ciudadanos que sufren" para dejar claro que acude a esta convocatoria "a título individual, como militante del partido y militante de base". 

Nikova también ha precisado que su opción "no es una candidatura representativa de ningún grupo, sino de aquellos que estén de acuerdo con todas o algunas de las ideas" que ha recogido en un documento. 

"Tampoco es una candidatura contra nadie, porque cada uno se sabe quién es, y qué papel juega, un juego democrático que los militantes decidirán con la firma de su aval y posteriormente de las urnas, si hay ocasión para ello", ya que cada uno de los tres candidato debe recoger el 20 por ciento de avales de la militancia, que son unas 500 firmas.Programa  

En su propuesta programática, titulada 'Bases para un nuevo programa político del PSOE en Zaragoza', tras hacer un repaso de la izquierda en Aragón se declara de Izquierda Socialista, que "como corriente de opinión trata de llegar a acuerdos, con mayorías y minorías internas, que tengan interés en profundizar, tanto en soluciones estratégicas a la crisis, como de hacer avanzar la profundización de la democracia y el proyecto socialista". 

Para Nikova las bases del programa político descansan en el desarrollo democrático constitucional para alertar de que "la democracia puede retroceder, si la política no se ejerce respetando unas reglas de juego básicas, de ahí que reivindiquemos una forma de hacer política, responsable y consecuente, basada en un compromiso ético", ha indicado en una nota de prensa. 

Precisamente, sobre ética política reivindica un "poder laico" que conlleva en el Ayuntamiento de Zaragoza la retirada del Crucifijo; la derogación de ordenanzas que obliguen a cargos públicos, como concejales, asistir a ceremonias religiosas, o la participación obligatoria en actos religiosos. 

La economista búlgara también aboga por promover un código ético, que regule las cuestiones de protocolo, en las relaciones de la Iglesia con las instituciones regionales y locales. La aparición de alcaldes y representantes públicos en actos religiosos se regirá por la "voluntariedad" y la presencia tendrá "carácter privado".Fondos públicos  

La administración del dinero público "en todo momento debe hacerse de forma responsable y ejemplar, pero en la actualidad, cabe exigir un uso ético del gasto en las administraciones, y una manifiesta austeridad". 

Para ello, Nikova propone acometer medidas luchar contra la corrupción, que se perseguirá en el plano individual (enriquecimiento ilícito personal) y también en red o transversal, que supone el nombramiento de asesores con criterios "clientelares, amiguismos o meras correas de transmisión orgánica". 

A su parecer, es "particularmente preocupante" la convocatoria de oposiciones "a la medida", o "bolsas de trabajo pactadas". En estos casos la corrupción sería intangible o no visible, "pues hay pactos de silencio entre partidos, pero no por ello menos perjudicial, para el funcionamiento de las instituciones, y para la propia higiene democrática de los partidos, porque de ahí nace el control político, y la endogamia de aparatos blindados en las instituciones y en los partidos", ha advertido. 

Entre sus propuestas figuran sueldos topes y rebajar un 10 por ciento en las retribuciones de cargos públicos; además de declarar la incompatibilidad de cargos institucionales de modo que se aplique la máxima de una persona un cargo.Modelo del partido  

Para desarrollar el proyecto socialista, es "necesario" que el partido efectúe cambios en su modelo de funcionamiento, ha considerado la candidata para lo que ha elevado una propuesta de resolución a la ejecutiva provincial. 

Para esta economista búlgara el proceso de modernización y reforma del papel de los ayuntamientos, "fruto de la enorme labor que han realizado desde la instauración de la democracia, constituyéndolas en auténticas administraciones al servicio de los ciudadanos, exige reordenar el papel de las Diputaciones" y ha agregado que "máxime si tenemos en cuenta la aparición de las comarcas, legalmente constituidas, y por tanto Ayuntamiento de Ayuntamientos". 

A su entender, cualquier previsión "estrictamente continuista" de las Diputaciones que sugiere el no replantearse el papel sería la "expresión inequívoca de la incapacidad de entender las nuevas necesidades de replantearse el papel de cada Administración Pública, a la luz de los cambios históricos que se han producido en los últimos años". 

Para Nikova es necesario un "equilibrio y redefinición, sin caer en posiciones desmanteladoras, pero también necesario entender, qué es un proceso descentralizador, sin tender a un nuevo centralismo autonómico, y de consecuencias aún peores que la Constitución intenta superar a través del Estado de las Autonomías". 

Etiquetas