Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

La Policía denunció a más de 4.000 conductores por usar el móvil al volante en Zaragoza

Aplicaciones como Whatsapp preocupan a las autoridades de Tráfico por el alto riesgo de accidente.

El móvil, un peligro al volante
La Policía de Zaragoza denunció a más de 4.000 conductores por usar el móvil al volante

La Policía Local de Zaragoza denunció el año pasado a un total de 4.066 conductores por utilizar el teléfono móvil al volante. Esta abultada cifra contrasta con las registradas hace una década, cuando apenas superaban el millar, y refleja una peligrosa tendencia muy ligada a la presencia de las nuevas tecnologías en el día a día.

De hecho, este tipo de infracción se ha convertido en una de las más habituales en la capital aragonesa, muy por delante de otras tradicionales como no usar el cinturón (1.021 sanciones), superar la tasa de alcoholemia (940) o circular en moto sin el casco de protección (69), según refleja la última memoria de actividad de la Policía de la ciudad relativa a 2013.

En cualquier caso, en la actualidad la mayoría de las denuncias se interponen por realizar paradas o estacionamientos irregulares (164.130 multas), excesos de velocidad (37.573) y por no obedecer señales de obligación y prohibición (12.608).

Pero las infracciones relacionadas con el móvil han seguido en los últimos años una tendencia preocupante, y las autoridades de Tráfico se han propuesto ponerles coto. No en vano, según un estudio publicado esta semana, más de 13 millones de conductores en todo el país (el 60% del total) reconoce haber utilizado su teléfono al volante.

Y ya no solo para hacer o recibir llamadas de voz sin un sistema de manos libres, sino que las posibilidades que ofrecen los 'smartphones' amplían el abanico de distracciones en la conducción. El estudio ha detectado que 3,9 millones de automovilistas utilizan funciones como revisar el correo, navegar por internet, aplicaciones y juegos o chatear mientras conducen. El 22% de los encuestados admite utilizarlo "a veces", pero hasta un 7% (260.000 conductores) reconocen usarlo "muchas veces" o "siempre" cuando están al volante.

Jóvenes y sin copiloto

El perfil de usuario del 'smartphone' durante la conducción es el de un conductor o conductora joven, menor de 34 años, que viaja solo en el vehículo, de camino al trabajo, en horario de mañana, y que utiliza el Whatsapp mientras se encuentra parado en un semáforo en rojo.

“La edad del conductor es un factor clave que determina uso principal que se da al teléfono durante la conducción”, señalan los responsables del informe, entre los que se incluye el Real Automóvil Club de España (RACE). Mientras que el 35% de los más jóvenes (18-34 años) utiliza el teléfono como 'smartphone' mientras conduce, este uso es casi nulo para mayores de 65 años, quienes demuestran además la actitud más responsable (el 67% no emplea el teléfono absolutamente para nada durante la conducción).

Las aplicaciones de chateo como el WhatsApp son las más empleadas al volante. Uno de cada dos conductores que utiliza el móvil está chateando. El segundo uso más popular son las aplicaciones de ayuda a la conducción (más del 26%), seguido de los mensajes de texto (7,5%), la navegación por webs (5,6%), hacer fotos o videos (casi 3,5%) y el uso de redes sociales (casi 2%).

Por otro lado, los semáforos en rojo (36%) y los atascos o retenciones (30%) demuestran ser los momentos preferidos para estas distracciones, pero el dato más preocupante es que incluso el 18% de los conductores en todo el país (705.000) que emplean el smartphone al volante reconocen hacerlo mientras están en marcha.

Etiquetas