Zaragoza

Muere apuñalado un hombre de 42 años en el barrio de Casablanca por su compañero de piso

La Policía arrestó al presunto homicida en el lugar del crimen, un inmueble en la calle de la Vía en el que vivían de okupas.
Los vecinos dicen que ambos bebían mucho y que ya antes habían ocurrido incidentes

La Hermandad de la Sangre de Cristo se llevó el cadáver al Instituto de Medicina Legal de Aragón (ILMA) sobre las 18.45. Aunque en un primer momento acudieron ambulancias hasta el lugar del crimen, nada se pudo hacer por su vida.
La Hermandad de la Sangre de Cristo se llevó el cadáver al Instituto de Medicina Legal de Aragón (ILMA) sobre las 18.45. Aunque en un primer momento acudieron ambulancias hasta el lugar del crimen, nada se pudo hacer por su vida

Un hombre nacido en Rumanía falleció ayer sobre las 16.45 después de que su compañero de piso le apuñalara en la vivienda que ambos compartían en el barrio de Casablanca. El presunto homicida, también de nacionalidad rumana, no abandonó el lugar de los hechos y fue arrestado por agentes de la Brigada de Homicidios de la Policía Nacional. Según apuntaron fuentes de este cuerpo, la víctima, cuyo nombre responde a las iniciales S. B. y que nació en el año 1971, murió en la propia vivienda en la que fue apuñalado con un arma blanca.

Y aunque en un principio se acercaron ambulancias hasta el lugar del crimen, nada se puedo hacer por su vida. De hecho, según las mismas fuentes, en el primer aviso que recibió la Policía ya se les indicaba que esta persona había muerto. Todo apunta a que la víctima recibió varias puñaladas, aunque los mismos responsables no pudieron concretar cuántas habían sido a la espera del informe del forense.

El cuerpo fue retirado por la Hermandad de la Sangre de Cristo y trasladado al Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA) sobre las 18.45.

El presunto homicida, un varón rumano de iniciales M. H. y nacido en el año 1952, fue arrestado en cuanto la Policía llegó al lugar del crimen y trasladado a la Jefatura de la Policía Nacional en Aragón, en el paseo de María Agustín. Las mismas fuentes apuntaron que hoy se le tomará declaración en dichas instalaciones –donde ha pasado esta noche– y posiblemente pasará mañana a disposición judicial.

Ambos compartían un pequeño inmueble en la calle de La Vía, número 12, en el que supuestamente vivían de okupas porque la casa se encontraba abandonada. Se trata de un inmueble de solo una altura (más planta baja) donde, según apuntaron los vecinos, han vivido varias personas de nacionalidad rumana en los últimos dos o tres años.

"Vivo en frente, y en esa casa entraba y salía mucha gente", comentó uno de los vecinos, Gregorio Gracia, quien también apuntó que hace unos meses tuvieron que llamar a los Bomberos porque en el jardín del inmueble se declaró un conato de incendio. Pero todos los residentes de la zona coincidieron en que el número de inquilinos de esa vivienda ha ido variando mucho: hubo temporadas en las que solo residían dos, otras en las que cinco o seis..."Esto se veía venir"

Otros vecinos, como Fulgencio Ascoz, también comentaban que esta no era la primera vez que la Policía se acercaba hasta este inmueble o la zona alertados por algún incidente. Al aparecer, cada uno hacía la vida por su cuenta pese a que vivían juntos, y por lo general no eran especialmente sociables.

Raquel Gaudes, camarera del bar La Vía, señaló que "esto se veía venir"y añadió que ya sehabían producido otras trifulcas en las que habían estado involucrados personas que residían en esa vivienda, aunque no necesariamente entre el presunto homicida y la víctima.

Pero esos incidentes ocurrían casi siempre por las noches (los vecinos comentan que durante el día eran "muy tranquilos") y que solo se volvían "agresivos"cuando bebían alcohol, algo que hacían habitualmente en bares de la zona, especialmente en uno dirigido por personas de nacionalidad china.

Etiquetas