Despliega el menú
Zaragoza

Un toro siembra el pánico al escaparse y recorrer más de dos kilómetros en Tauste

Una mujer sufrió múltiples contusiones cuando el astado la sorprendió en su portal.

Un toro de 400 kilos se escapó ayer tarde de un camión y sembró el pánico por el centro de Tauste al recorrer sin control más de dos kilómetros de calles hasta que fue abatido. En su fuga hacia el centro de la villa, el astado golpeó repetidamente a una mujer, Marisa Latorre, que tuvo que ser trasladada al Hospital Clínico Lozano Blesa de Zaragoza con múltiples traumatismos, y protagonizó momentos de alto riesgo que atemorizaron a la población.

En contra de lo habitual, el animal no se fugó hacia el campo. Era el sexto toro del espectáculo taurino que se celebraba en la plaza portátil, en un festejo incluido en las fiestas de Tauste. El novillo se escapó del camión tras ser lidiado y recorrió la mitad del casco urbano. Cuando iban a meterlo en el vehículo hacia las siete y cuarto de la tarde, el animal aprovechó algún presunto fallo de seguridad del personal de la ganadería y pudo enfilar desde la avenida de la Independencia hasta el callizo de la Nevería. Había pasado una hora del inicio del desafío ganadero, con reses de La Rebomba de Casetas y José Arriazu de Ablitas (Navarra) en la plaza portátil instalada junto a la residencia de mayores Virgen de Sancho Abarca.

El animal, perteneciente a la primera de las empresas, según fuentes municipales, era el sexto y último toro de La Rebomba y al ser devuelto al camión logró levantar una de las compuertas y salir libre por la villa.

«El toro hizo lo contrario de lo que se esperaba y en lugar de salir hacia el monte se dirigió al casco urbano. Primero fue en dirección a la Cooperativa San Miguel para entrar por la avenida de la Constitución hasta 21 de Abril, San Cristóbal y llegar a la Peña de Las Neverías», relató uno de los dos agentes de la Policía Local que ayer estaban de servicio a esa hora. Los agentes municipales junto a la Guardia Civil participaron en la persecución del animal por el centro de Tauste. El toro causó daños importantes en el vehículo de la Benemérita tras embestirlo.

Afortunadamente no había mucha gente por la calle en esa zona pero pudo pasar cualquier cosa porque al llegar a la Peña Neverías se encaró con Marisa Latorre, que estaba en la puerta de su casa-cueva en la calle de Las Neverías se llevó la peor parte.

La joven, que tiene síndrome de Down, sufrió fuertes contusiones al ser arrollada por el animal a las puertas de su domicilio. «Tenía el labio partido y posiblemente la nariz», explicó un agente que le asistió. En primer momento, la herida fue atendida por el médico del centro de salud de Tauste. Posteriormente, fue trasladada por una ambulancia del 061 al hospital Clínico de Zaragoza, donde le hicieron pruebas y se quedó ingresada con pronóstico reservado. Fuentes del Gobierno de Aragón informaron que la mujer fue atendida, y con el fin de descartar lesiones cerebrales, iba a ser trasladada entre anoche y hoy al hospital Miguel Servet para comprobar si tiene daños maxilofaciales.

La madre, parapetada en casa

Tras dejar herida a la joven, el animal entró en la vivienda donde se encontraba su madre que pudo parapetarse bajo una mesa donde permaneció por un plazo de diez minutos.

Al salir de la casa, la Policía Local disparó al animal y le hirió. «No podíamos disparar dentro de la casa así que ha habido que esperar a que saliera para poder hacerlo», explicó Iñaki Oreja, el cazador que acudió al lugar y lo remató con un disparo de rifle.

La noticia causó conmoción en la localidad que disfrutaba de una tarde con varios eventos programados entre la celebración de las fiestas mayores y la de San Miguel prevista para el jueves próximo.

Etiquetas