Zaragoza
Suscríbete por 1€

"El carril bici de Valle de Broto se está desintegrando"

En la intersección con Gertrudis Gómez de Avellaneda se observan grandes grietas.

Desperfectos en el carril bici de Valle de Broto
El carril bici de Valle de Broto se está desintegrando

La red ciclista de Zaragoza sigue creciendo año tras año pero la falta de mantenimiento en algunos tramos de la ciudad ha llamado la atención de ciclistas y viandantes. En febrero se anunciaron tres nuevos carriles bici para este año. Uno de ellos servirá para prolongar el de Valle de Broto y unirlo con el de Marqués de la Cadena para crear una vía ininterrumpida que rodee el centro de la ciudad. Sin embargo, es precisamente en el primer tramo de Valle de Broto donde los ciclistas han denunciado desperfectos.

Al parecer, las sucesivas obras en la zona de intersección entre esta vía y Gertrudis Gómez de Avellaneda han provocado el levantamiento de parte de la zona ciclista. Las grietas se intentaron tapar con parches de cemento pero las imágenes demuestran que los 'pegotes' se han quedado pequeños para la dimensión de las grietas.

Adiós al color

Además, resulta llamativo cómo el liso color verde del carril bici ha ido desapareciendo para dar paso al empedrado. "Parece que se esté desintegrando porque hace unos años esto no era así. Llama mucho la atención cuando pasas con la bici porque contrasta mucho con el estado del resto del carril", comenta Julián N., usuario habitual de esta vía ciclista para trasladarse desde el Actur hasta su lugar de trabajo en el Centro.

"Es genial que hagan más carril bici pero que cuiden el que ya han hecho porque no sé cuánto se gastarían en pintar las líneas y bicis en el suelo pero en muchos sitios ya se ha borrado el blanco", critica también una vecina del Actur que vuelve a casa en bicicleta. "Además -añade-, hay baches y grietas en otras calles, no solo en esta".

Colectivos ciclistas como el de Pedalea ya han denunciado en otras ocasiones el mal estado de conservación en algunos puntos de la red ciclista. En sus informes detectan, sobre todo, problemas de drenaje que causan charcos en el carril pero también grietas, baches y pintura deteriorada. De todas formas, en su último informe anual -que hace un balance del año 2013- Pedalea concluye que la firma de la contrata de mantenimiento de la red ciclista ha mejorado las cosas.

Etiquetas