Despliega el menú
Zaragoza

El Salud se plantea reducir el servicio de urgencia de atención primaria en verano

Los trabajadores se muestran indignados ante unos cambios "que empeoran un servicio que ya se encuentra mermado".

Urgencias del Servet
Urgencias del Servet

Los médicos del Servicio de Urgencia de Atención Primaria (SUAP) de Zaragoza temen que su trabajo se "complique aún más" debido a una nueva reorganización que quiere instalar la gerencia del Salud en este departamento del 061. Estos médicos, ocupados de atender servicios de urgencia a domicilio fuera del horario de los centros de salud, están en negociaciones con la gerencia, que quiere instalar unos nuevos turnos que reducirían la plantilla en verano y aumentaría las horas de trabajos durante los días festivos.

En la actualidad, el SUAP cuenta con una plantilla de 28 personas en Zaragoza capital y alrededores, efectivos "que muchas veces resultan insuficientes" cuando se producen picos de demanda, según explica Mercedes Ortín, vicesecretaria del sindicato médico CESM-Aragón vinculada a este servicio desde 1991, quien hace hincapié en que "si una vez surgen desplazamientos lejanos, la capacidad de reacción ante imprevistos se reduce con menos personal".

Con los nuevos turnos, de junio a octubre la plantilla activa se reduciría de los 14 que cubren cada noche en invierno a solo 10 médicos, cuando hasta ahora las jornadas de verano que coincidían con vacaciones se cubrían con un mínimo de 11 personas. "Son turnos muy largos y que van muy cogidos con pinzas ya de por sí", explica Ortín, quien recalca que por pequeña que sea "cualquier reducción que se haga pone en jaque" a un servicio "que se está dejando de lado".

El Salud esgrime entre su argumentos para rebajar el servicio la bajada de demanda que se produce durante el verano, un hecho que los trabajadores creen que ya se contempla en la reducción estacional derivada de las vacaciones. "No entienden que es un servicio de urgencia, y que se pueden tener en cuenta unas estimaciones, pero nunca jugar con ellas", explica Inmaculada Isa, del departamento de Salud del sindicato CSI-F.

Un departamento en desuso

Desde los sindicatos médicos denuncian que cualquier cambio sobre un servicio de urgencia "siempre es crítico" y más aún sobre una sección que ya ha ido perdiendo peso en los último años. Sin ir más lejos, el año pasado se estima que los SUAP atendieron a unas 32.000 personas en Zaragoza y alrededores, 10.000 menos que en 2005, cuando la sección contaba con 6 médicos más.

"Parece que quieren poco a poco dejar este servicio fuera", denuncia Mercedes Ortín, que señala que los nuevos turnos propuestos por Sanidad también quieren alargar una hora la jornada de los domingos, cuando hay turnos que cubren "más de 12 horas, y sin establecer ningún refuerzo de personal".

Etiquetas