Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza

Un carril bici para ir a clase

El esperado vial ciclista, en especial por la comunidad universitaria, estará listo en los próximos días a falta de pintar el asfalto de verde.

El nuevo carril bizi que une Franco y López con Fernando el Católico, recién pintado
Un carril bici para ir a clase
M. NAVARRO

Al nuevo carril bici que une Franco y López con el paseo Fernando el Católico, a través de la calle Corona de Aragón de Zaragoza, le quedan tan solo unos días para que las bicis empiecen a rodar sobre él –aunque algunas, a pesar de no estar abierto, ya lo usan en algunos tramos-. Los trabajos arrancaron el pasado 20 de septiembre y este martes por la mañana un manto de pintura verde empezaba a cubrir el vial, marcando la diferencia con el resto de carriles de tráfico rodado. 

Una hilera de bolardos de caucho se ha extendido durante las últimas semanas a lo largo de 615 metros, delimitando la nueva conexión ciclista. Sin duda, este era uno de los viales más esperados en la ciudad, especialmente, por el colectivo universitario y quizás sea uno de los que más afluencia concentre. Sin embargo, algunos vecinos del barrio como Pilar Sánchez, temen que los ya de por sí habituales atascos “compliquen todavía más la circulación” al eliminar uno de los carriles. “Está genial que sigan ampliando el carril bici, pero aquí se está notando mucho la ausencia del tercer carril y los pitidos entre los coches son nuestro pan de cada día. Supongo que será cuestión de paciencia y de acostumbrarnos”, apunta Sonia Abad, otra vecina de la calle Corona de Aragón.

Los taxistas, tampoco están demasiado contentos con la eliminación de carril y ven peligrosos algunos giros, como el de la calle de Cortes de Aragón, donde un semáforo en casi continuo ámbar regula el tráfico. “A veces los ciclistas van muy rápidos y en giros como este puede ser fácil que haya algún accidente”, explica un taxista.

El nuevo vial ciclista, de doble sentido, se ha extendido en el lado izquierdo de la calle, en el sentido de la circulación. Para ello, ha sido necesario eliminar un carril de circulación, restando un carril a los tres existentes.

Aunque durante la fase de ejecución se han ocupado las plazas de aparcamiento de la banda izquierda de Corona de Aragón, una vez abierto el carril de bicicletas, se restituirán todas las plazas actuales. En el caso de Franco y López se ha desplazado la banda de señalización de los aparcamientos, y las bicis discurrirán seguras entre los coches y la acera.

Algunas discontinuidades pendientes

Tras la reciente conexión del paseo de María Agustín con el paseo del Agua, a través de la avenida de Madrid –que ya funciona desde hace un mes-, esta es la segunda actuación que la empresa concesionaria de las obras, Iberco, lleva a cabo dentro del contrato de Corrección, Mejora y Mantenimiento de la Red Ciclista de Zaragoza. El contrato ha contado este año con 100.000 euros y de ellos, todavía quedaría una pequeña partida para solventar dos pequeños tramos de discontinuidad severamente reclamados por el colectivo ciclista. El primero de ellos se localiza entre el paseo de Sagasta con el cruce de la avenida de Goya y, el segundo, en la intersección con el paseo de Sagasta con Goya y Tenor Fleta. Las discontinuidades son de 48 y 51 metros respectivamente.

Etiquetas