Zaragoza

Transporte interurbano

La línea de AVE de Zaragoza gana 273.000 viajeros tras la reducción de precios

La bajada del 11% de las tarifas y los nuevos descuentos han supuesto un aumento del 16% de los usuarios del corredor Madrid-Zaragoza-Barcelona. En los cuatro primeros meses de aplicación han viajado 1,9 millones de personas, mientras que en 2012 fueron 1,6.

El AVE, en la estación de Zaragoza Delicias
Venta de billetes de AVE
A. NAVARRO

La reducción del precio de los billetes y los numerosos descuentos y promociones que Renfe puso en marcha hace ya cuatro meses han dado alas al AVE, que remonta el vuelo tras un periodo de pérdida de pasajeros. En los cuatro meses que han transcurrido desde que se estrenaran las nuevas tarifas, el corredor Madrid-Zaragoza-Barcelona ha ganado 273.000 usuarios, lo que supone un incremento del 16,3% del número de viajeros que usan la línea de alta velocidad que conecta la capital aragonesa con la Ciudad Condal y la capital española.

Aunque el 'boom' inicial fue mucho mayor y durante el primer mes las reservas aumentaron hasta un 40%, según datos de Renfe, la venta de billetes se ha ido estabilizando para mantenerse en un nada despreciable 16%. Entre el 8 de febrero y el pasado 2 de junio han utilizado este medio de transporte 1.941.927 viajeros, frente a los 1.669.842 que lo hicieron durante el mismo periodo de 2012.

De hecho, el repunte de pasajeros en la línea de AVE de Zaragoza ha supuesto gran parte del crecimiento total que han experimentado las ventas de Renfe, que en los últimos cuatro meses han ganado 577.000 usuarios. De esta forma, casi la mitad de este aumento (un 47%) se debe a los viajeros que han usado el corredor Madrid-Zaragoza-Barcelona, mientras que el resto se lo reparten las líneas Madrid-Sevilla (80.000 pasajeros más), Madrid-Málaga (62.000), Barcelona-Málaga (30.000) o Madrid-Valencia (17.000).

Precios más populares

La decisión de Fomento de reducir los precios la anunció la ministra, Ana Pastor, quien manifestó su intención de 'popularizar' las tarifas para incrementar el uso de la Alta Velocidad, mejorar los ingresos, hacer más accesible este medio de transporte y mejorar la ocupación de los trenes, que no alcanzaba ni el 60% de media y en algunos casos se situaba incluso por debajo del 50%. “Nuestra política es abrir los precios a todos los ciudadanos, los trenes tienen que ir ocupados”, aseguraba la ministra cuando anunció las nuevas tarifas.

Cuatro meses después, parece que la nueva política adoptada por Fomento está comenzando a dar los resultados y, según los últimos datos ofrecidos por la ministra, la ocupación media ya ha aumentado hasta el 75%. Hasta ahora, Renfe ya contaba con tarifas especiales como la 'Estrella' -del 30 al 40%- y la 'Web' -del 50 al 70%-, pero no habían logrado llegar a un gran número de usuarios, pues solo se aplicaban a un número muy limitado de billetes y requerían comprarlos con mucha antelación.

Ida y vuelta por menos de 60 euros

Desde febrero, la compañía aplica una rebaja general en el precio de todos los billetes de clase turista del AVE, además de una serie de descuentos de entre un 30% y un 70% en función de la ocupación y la antelación de la compra. También se han creado bonos de diez viajes a precio reducido, se ha aumentado el descuento para los menores de 26 años que adquieran la tarjeta joven de Renfe y los grupos de cuatro personas pueden reservar una mesa al 60% de su precio estándar.

Aunque hasta hace cuatro meses era misión casi imposible ir y volver a Madrid o Barcelona por menos de 100 euros, los nuevos precios permiten hacerlo por mucho menos. Eso sí, si los billetes se compran con antelación y cierta flexibilidad en los horarios. El precio estándar del viaje a Madrid -solo de ida-, que antes de febrero era de 61,3 euros entre la capital aragonesa y la española, ahora se ha reducido a 54,6. El trayecto entre Zaragoza y Barcelona ya cuesta algo menos de 60 euros, frente a los 67 de antes de febrero.

Pero estas tarifas pueden reducirse bastante si se reserva la plaza con varias semanas de antelación. Para dentro de un mes, por ejemplo, se pueden adquirir billetes de ida y vuelta a estas dos ciudades por menos de 60 euros, aunque estas tarifas más baratas no permiten al comprador elegir asiento, ni cambiarlo o devolverlo en caso de imprevisto.

Etiquetas