Despliega el menú
Zaragoza

Calatayud

Kimberly-Clark se niega a estudiar ofertas de compra

El consejero de Industria ha informado de que varias empresas se interesaron por comprar la planta de Calatayud pero que la multinacional no está dispuesta.

Trabajadores de Kimberly-Clark, a la salida de la fábrica tras conocer la noticia del cierre
Calatayud pedirá ser "zona de implantación preferente" de proyectos industriales
JESUS MACIPE

El consejero de Industria del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, ha pedido a la multinacional Kimberly-Clark que sea "responsable socialmente" y trate a los trabajadores de la planta de Calatayud "como se merecen" después de recibir una carta que comunica que la decisión de cierre está tomada.

Aliaga ha recordado a los medios de comunicación, antes de inaugurar el segundo congreso sobre 'Sostenibilidad del sistema sanitario gracias a las tecnologías de la información y la comunicación', que envió una carta a la multinacional con la oferta de una compañía interesada en continuar la actividad y que fue rechazada.

Había otro grupo interesado en comprar la planta con todas las instalaciones, ha dicho Aliaga, y al parecer este miércoles, en una "fría y seca" carta, la compañía desde Londres comunicó al Gobierno de Aragón que la decisión "está tomada" y que tiene avanzado el acuerdo con los trabajadores.

El consejero ha añadido que la maquinaria de Calatayud "tristemente, se va a trasladar a otras plantas de la multinacional", que pondrá a la venta las instalaciones bilbilitanas sin maquinaria.

Aliaga ha lamentado la "fría y seca respuesta" de la multinacional a sus propuestas y le ha pedido que sea "responsable socialmente".

Etiquetas