Zaragoza

Protestas ciudadanas

"Cobro 534 euros y no puedo pagar una multa de 300"

Sandra, parada de 33 años, es una de las cinco personas multadas por una protesta autorizada de la Plataforma solidaria Actur-Parque Goya en una oficina del IASS. Piensa recurrir la sanción.

El pasado 18 de abril, Sandra, parada de 33 años con una hija de 13, fue a la oficina del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) en el Actur a hacer unos trámites. Después se sumó a una protesta autorizada convocada por la Plataforma solidaria Actur-Parque Goya.

La protesta, en la que participaron unas 60 personas, consistió en una concentración en la puerta de la oficina y posteriormente entraron para entregar un escrito en el que pedían que vuelvan a conceder ayudas al alquiler para las viviendas sociales, más recursos para la Ley de la Dependencia y un salario social para los que no tienen ingresos, entre otras cosas.

Una veintena de agentes entraron después en la oficina y hubo momentos de tensión cuando les pidieron que retiraran las pancartas y se identificaran. “Un policía me empujó y le dije que no me tocara. Me contestó que me iba a abrir un expediente. Y cuando apuntó mi DNI puso al lado un asterisco, como a otras personas. Nos trataron a empujones y de muy malos modos”, recuerda Sandra. Fuentes de la Policía Nacional explicaron ese día a Heraldo.es “que no hubo violencia, solo la tensión habitual cuando hay que sacar a unas personas y ellos quieren quedarse”. Negaron cualquier tipo de agresión o amenaza.

Y esta semana, han comenzado a llegar las multas a casas de algunos de los participantes en aquella protesta. “No puedo pagar la multa. Cobro 426 euros, que se me acaban en octubre, y una ayuda de 108 por mi hija. Estoy en paro desde noviembre. El mes pasado no pude pagar el alquiler y este tampoco”, cuenta Sandra.

Sandra y su hija viven en Parque Goya desde 2009. Ella ha tenido distintos trabajos: peón, administrativa, camarera, limpiadora… “La Plataforma me ayuda mucho y también tengo una ayuda para alimentación de Cáritas. Este invierno no he encendido la calefacción ningún día y la luz solo lo necesario. Recurriré la multa, porque no puedo pagar, me parece una injusticia”, asegura.

Etiquetas