Zaragoza

En Aragón

Los detectives 'cazaron' 3.104 intentos de fraude al seguro

Son los casos detectados el año pasado en Aragón -un 11% más que en 2011, y un 42% más que en 2008-. Ponen en evidencia cómo cada vez más personas urden engaños para conseguir indemnizaciones.

La mayoría de los engaños, en choques de tráfico
La mayoría de los engaños a las aseguradoras se producen en accidentes de tráfico

Dicen que la necesidad agudiza el ingenio, y en la actual situación económica cada vez más personas tiran de picaresca para conseguir dinero por cualquier medio. Buen ejemplo de ello son los datos presentados por los investigadores de ICEA en su Informe sobre el Fraude al Seguro Español 2012.

El año pasado sus detectives 'cazaron' más de 146.000 intentos de fraude a las aseguradoras, de los que 3.104 tuvieron lugar en Aragón. Estas tentantivas de engaño para conseguir una indemnización crecieron un 11% respecto a 2011 y un 42% desde que comenzara la crisis económica en 2008.

La mayoría de los casos tuvieron lugar en la provincia de Zaragoza (2.359), seguida de Huesca (501) y Teruel (244). Y los más comunes fueron aquellos relacionados con la circulación de vehículos (2.033), por delante de los que afectan a la Responsabilidad Civil (945) y los que cubren los seguros de Vida, Accidentes y Salud (121).

Desde ICEA señalan que los principales tipos de fraude son la ocultación de un daño en el vehículo o su existencia previa, la simulación de un siniestro y la reclamación desproporcionada. También “se aprecia un incremento del número intentos de fraude no profesionales, como simulaciones de robo, incendios de negocios... aunque continúa habiendo redes delictivas organizadas para delinquir y simular el fraude, especialmente en relación con el seguro de automóvil”, señala el estudio.

Con la labor de los detectives, las compañías de seguros han conseguido frenar el pago de 411 millones de euros, de una reclamación total inicial de 563 millones.

Según explican las aseguradoras, “se ha producido un notable incremento (20%) de los intentos de fraude de baja cuantía, hasta 500 euros, lo que es compatible, aunque no justificado, con el actual escenario de crisis”. Por ello, y “en previsión de este aumento de fraude, ya se había incrementado la inversión en detección y prevención del mismo respecto a años anteriores. En concreto, en 2012 se destinó a combatir el fraude más de 9,5 millones de euros, un 18,3% más que en el año anterior”.

Pese a todo, la detección de más de 3.000 casos de intento de engaño a las aseguradoras sugiere un considerable volumen de fraudes que consiguen burlar los controles y llegan a buen término.

La clave está en internet

Los investigadores al servicio de las aseguradores reconocen que buena parte de sus hallazgos se encuentran en internet. Las redes sociales o las páginas de anuncios sirven para recoger pruebas que desmonten el argumento de los defraudadores.

De hecho, los mejores casos del año -un concurso otorga un reconocimiento anual- se apoyaron en estas herramientas. En el sector automovilístico, por ejemplo, destaca la investigación de Seguros Pelayo, que les permitió sacar a la luz una trama organizada que llevaba a cabo accidentes entre un vehículo y una motocicleta. Contra toda lógica, resultaban heridos los cinco ocupantes del vehículo. Uno de los culpables fue localizado en una red social.

O el del 'timo del nazareno', desarmado por CESCE, tras haber producido un perjuicio de un millón de euros. “Consiste en que un nuevo cliente se gana la confianza con pequeños pedidos que son pagados rápidamente. De repente hace un gran pedido que se le envía y que no paga. El 'nazareno' revende los productos y la empresa desaparece”, explican desde ICEA.

Etiquetas