Despliega el menú
Zaragoza

Pleno de las Cortes

Los bomberos protestan en las Cortes contra la aprobación de la ley contra incencios

El pleno de las Cortes de Aragón ha aprobado la ley de prevención y extinción de incendios mientras las protestas de los bomberos llenaban el hemiciclo.

El incendio de Castanesa arrasó 2.000 hectáreas en marzo
Incendios en Aragón_3
HERALDO

El pleno de las Cortes de Aragón ha aprobado la ley de regulación y coordinación de los Servicios de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento de la Comunidad autónoma, que ha contado con el voto a favor de PP y PAR, grupos que sostienen al Gobierno, y el voto en contra de los grupos de la oposición, PSOE, CHA e IU.

El debate final de la ley se ha producido tras su tramitación en ponencia, en donde se han aceptado en su literalidad o modificadas 27 de las 111 enmiendas presentadas por los grupos de la oposición. El hemiciclo ha contado en la tribuna del público con la presencia de bomberos profesionales.

Estos, tras la votación, han mostrado su rechazado a la aprobación de la ley gritando 'Fuera, fuera, fuera' y portando pequeñas pancartas donde se leía 'Diez años de mentiras' y 'Basta ya de hipocresía', lo que ha obligado al presidente de la Cámara, José Ángel Biel, a suspender el pleno unos minutos hasta que se ha desalojado la tribuna del público.

La diputada del PP, Mar Vaquero, ha defendido la "pertinencia" de esta ley tras "seis borradores" en las pasadas legislaturas y que su partido ha reclamado durante "largo tiempo" por la necesidad de contar con una norma "que acometa de forma global los servicios de prevención y extinción de incendios".

Asimismo, ha manifestado su "esperanza" de que la comisión permanente que se crea en la nueva norma, con presencia de las diferentes administraciones públicas implicadas y de los representantes de trabajadores, sirva para "avanzar en las materias que no se han podido incorporar a la ley", algo que también ha estimado que se conseguirá a través del desarrollo de los reglamentos.

Entre las aportaciones de la nueva ley, ha mencionado las funciones de los bomberos profesionales y la incorporación de la figura del bombero laboral, así como la labor de coordinación de la Comunidad autónoma, la homogenización de medios y la organización de un mapa de parques, en el que ya "está trabajando el Gobierno de Aragón", así como la creación de la Academia Aragonesa de Bomberos.

Compromiso sin mejora

La diputada del PSOE, Carmen Sánchez, ha reconocido que con la presentación por parte del Gobierno y la aprobación de este jueves de esta ley "se ha cumplido un compromiso", pero "no se ha mejorado nada" y así también para el Ejecutivo socialista anterior "hubiera sido fácil aprobar una ley", que se ha elaborado "sin hablar con nadie".

Por eso, "todos los profesionales están descontentos y los ciudadanos no van a mejorar este servicio", una ley que "no resuelve los problemas de coordinación, ni regula, ni homogeniza las condiciones laborales de los profesionales, algo que vienen reclamando desde hace años", manteniendo el "batiburrillo" de administraciones públicas que se hacen cargo de este servicio.

La diputada del PAR, María Herrero, ha argumentado que la nueva ley "supone un avance en esa cuestión", dejando un "marco legislativo abierto y flexible", que "abre las puertas a un desarrollo posterior que esperamos lleve a concretar cuestiones que se quedan ahora en el aire" y en las que "se conciten voluntades y perspectivas de diferentes sectores e instituciones implicadas".

Según ha apuntado, "se avanza en delimitación de competencias, están claras las funciones del Gobierno de Aragón, se da margen de autonomía a otras instituciones" y se organizan "recursos y medios para la prestación del servicio.

Posible privatización

El diputado de CHA, Joaquín Palacín, ha explicado su voto en contra porque su grupo "apostaba por la homogeneización y funcionarización" de los bomberos, y porque la nueva ley "deja abierta una posible privatización del servicio", además de que "no crea un servicio aragonés de prevención y extinción de incendios integrado en la Administración autonómica".

Así, "no soluciona el grave problema de descoordinación por la concurrencia de diferentes administraciones" en este servicio y se modifica la ley de protección civil en lo que se refiere a esta materia.

El diputado de IU, Luis Ángel Romero, se ha referido también a la ley de protección civil, que contemplaba la creación de una organización propia de bomberos profesionales dependiente de la Comunidad autónoma, ha dicho, frente a lo que la nueva ley deja en manos de diferentes administraciones la prestación del servicio, con una ley "inconcreta, descafeinada y sin ambición".

Se ha preguntado "para cuándo la homogeneización, la clasificación, las categorías profesionales y el grupo C1". "¿Cuándo van a sentarse a hablar con los trabajadores?", ha preguntado, indicando que estos son aspectos que sí recogen las leyes de otras Comunidades autónomas y que hacen de la aragonesa "la peor de todas ellas".

Etiquetas