Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Barrios de Zaragoza

Los vecinos de Casablanca piden mejoras en el parquin de la calle de Embarcadero

Desde la junta de distrito han solicitado, ?en numerosas ocasiones?, soluciones para acondicionar, en su totalidad, este aparcamiento.

Charco en el aparcamiento de Casablanca
Los vecinos de Casablanca piden mejoras en el parquin de la calle de Embarcadero
TERESA MARTÍN

“Es vergonzoso comprobar cómo se llena de charcos un espacio en el que a diario aparcan decenas de vehículos, cuando tan solo caen unas gotas. En algunas zonas apenas se puede caminar”. Estas son las palabras de Ainhoa López, una joven zaragozana, vecina del barrio de Casablanca, que suele estacionar su vehículo en el solar que hace las veces de aparcamiento, sito entre las calle de Embarcadero y La Sagrada Familia.

Como ella, muchos usuarios de este parquin se quejan del mal mantenimiento del mismo y de las “pésimas condiciones en las que está”, dice Mario Lorente. “Yo vivo en Cuarte. Por comodidad, suelo dejar el coche aquí y me cojo el tranvía hasta el centro de la ciudad para ir a trabajar. Si me retraso un poco, ya no consigo dejar el vehículo en la zona asfaltada. Lo que me supone tener que pasar por la zona encharcada que, excepto en verano, parece una piscina”, dice el zaragozano.

Y es que este espacio, de grandes dimensiones, cuenta con una parte acondicionada como aparcamiento, incluida la entrada al mismo y las líneas divisorias entre plazas de estacionamiento, y otra que ni siquiera está asfaltada. En esta es en la que, precisamente, se concentran los problemas. “Lleva toda la vida así. Lo que no es lógico es que, cuando hicieron las mejoras no concluyeran los trabajos y dejaran una parte sin acabar”, opina Alberto Domínguez, vecino de la zona.

“Este aparcamiento es un respiro para quienes vivimos en el barrio, porque hay muy pocos garajes. No estaría demás que lo arreglaran en su totalidad”, dice Juan Antonio Martínez, que reside en Casablanca. “Todo el mundo lo conoce, incluso quienes no son del barrio. Si tienes suertes y encuentras un sitio en el lado bueno, el asfaltado, te aseguras no llenarte de barro los bajos del coche y los zapatos. Es increíble ver los grandes charcos que se forman cuando llueve. Pueden durar hasta quince días. Y si vuelven a caer unas gotas en ese periodo de tiempo, se hacen eternos”, apunta el zaragozano.

Un problema al que han intentado poner solución desde la junta de distrito de Casablanca, mediante vía ordinaria, sin conseguir resultados. “Lo que ocurre con este espacio es que la titularidad del mismo es compartida. Una parte corresponde a la DGA y otra a la Confederación Hidrográfica del Ebro. Esa es la razón por la que una zona está acondicionada y otra no”, argumenta Leticia Crespo, presidenta de la junta y concejala municipal de CHA. “Hemos solicitado información, en numerosas ocasiones, con el objetivo de buscar mejoras para este aparcamiento, pero al tratarse de una competencia urbanística compartida, al final, por unos o por otros, esas soluciones nunca llegan”, concluye Crespo.

Etiquetas