Zaragoza
Suscríbete por 1€

Zaragoza

Jánovas quiere ser recuperado en 2016 pero depende de la consignación económica

Los planes para recuperar y revitalizar el entorno de Jánovas, una vez descartada la construcción del embalse, ascenderán a 24 millones de euros pero su ejecución.

Los planes para recuperar y revitalizar el entorno de Jánovas, una vez descartada la construcción del embalse, ascenderán a 24 millones de euros pero su ejecución, prevista entre 2014 y 2016, dependerá de que haya consignación presupuestaria.

No obstante, los responsables de las administraciones implicadas: Confederación Hidrográfica del Ebro, Gobierno de Aragón y Diputación de Huesca, ha subrayado que se trata de un "compromiso político" y ya cuenta con los proyectos de las nueve actuaciones previstas elaborados.

La aprobación del plan, según ha recordado el presidente de la CHE, Xavier de Pedro, exigía un acuerdo de todas las administraciones y supondrá, como ha apuntado el alcalde de Fiscal, Manuel Larrosa, el inicio del "arranque de la vida" en esos pueblos con el regreso de las 120 familias que fueron expropiadas y volver a generar riqueza en el territorio.

Y es que uno de los objetivos del proyecto es dotar de infraestructuras y servicios a los municipios deshabitados de Jánovas, Lacort y Lavelila y en los semihabitados de Ligüerre de Ara, Albella, Planillo, San Felices de Ara, Javierre de Ara y Santa Orosia.

Se trata, ha destacado De Pedro, de un proyecto "único en España" para recuperar unas expropiaciones para el futuro desarrollo de una zona con un "importante atractivo turístico".

Para el presidente de la CHE se trata de una inversión "más que razonable" que incluye las medidas "esenciales y necesarias" para que los pueblos vuelvan a tener vida, aunque ha reconocido que va a ser un proceso lento pero que quiere comenzar a ejecutar a partir de 2014.

Según De Pedro, la restauración del río Ara, presupuestada en 1.800.000 euros, debería ser la primera actuación y consistiría en la protección de márgenes, creación de parques fluviales, recuperación de riberas y retirada de la ataguía de tierras que se levantó para el embalse descartado.

El plan contempla además el proyecto de los accesos entre los tres municipios y que asciende a 2,2 millones de euros y el de la captación, tratamiento, transporte y entrega de agua a los depósitos de distribución a los núcleos de Jánovas, Lavelilla y Lacort y la mejora del abastecimiento para el resto de núcleos que tienen ya agua potable, por 5,5 millones.

También está prevista la dotación de electricidad a los tres núcleos y reforzar el suministro al resto, presupuestado en 800.000 euros; la urbanización de Jánovas, Lavelilla y Lacort, en lo que se invertirán 8,8 millones de euros; la rehabilitación del patrimonio histórico y cultural relacionado con el río Ara, que supondrá un millón de euros y la ejecución de sus estaciones depuradoras, por 800.000 euros.

Asimismo está previsto destinar 2 millones a la modernización de regadíos y explotaciones agrícolas, incluido el proceso de concentración parcelaria, y otros 600.000 para actuaciones de mejora de servicios públicos en los núcleos habitados.

La CHE invertirá 23,4 millones de euros del total, otros 2,8 los aportará el Gobierno de Aragón y 600.000 la DPH, aunque De Pedro ha anunciado su intención de solicitar financiación europea.

El consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Modesto Lobón, ha subrayado que no es afán de volver al pasado sino una "apuesta clara de futuro" que espera que marque el camino a seguir para próximas actuaciones.

Por su parte, el presidente de la DPH, Antonio Cosculluela, considera que "hace años que se tenían que haber tomado este tipo de decisiones" porque la comarca del Sobrarbe ha "pagado un alto precio" en su desarrollo.

De momento las tierras siguen siendo de Endesa y, en el caso de que no haya acuerdo con sus antiguos propietarios, de Pedro ha señalado que será la compañía eléctrica y el organismo de cuenca los que fijen el precio, que, no obstante, será susceptible de recurso.

No obstante, el alcalde de Fiscal se ha mostrado seguro de que habrá "buenos acuerdos". Tras ser expropiados, los antiguos habitantes de esos núcleos emigraron a ciudades como Barcelona, Zaragoza, Biescas o Sariñena, según ha señalado el vicepresidente de la Asociación de Afectados por el embalse de Jánovas, Fernando Sesé, quien ha incidido en el interés de la mayoría por volver a ocupar sus tierras.

Etiquetas