Despliega el menú
Zaragoza

Un año después de la recalificación

El traslado de la empresa Instalaza se frena por las alegaciones vecinales

Colectivos como la Federación de Barrios alegan la ?alta? densidad de viviendas, la ordenación de las mismas o el coste del traslado de esta fábrica de armas.

Vista de la factoría de Instalaza en la calle de Monreal de Zaragoza.
La fábrica de armamento Instalaza solicita un convenio urbanístico para salir del casco urbano
O. D.

La salida de la fábrica de armas Instalaza del centro de Zaragoza sigue estancada a causa de las alegaciones presentadas al proyecto de recalificación. Este trámite, aprobado en marzo del año pasado, se encuentra en fase de exposición al público.

Urbanismo recalificó la parcela que ocupa la factoría en el Casco Histórico de la ciudad con la intención de alejarla del centro y trasladarla a los terrenos que la empresa posee en el entorno de la carretera de Valencia o a otra nueva ubicación.

Para ello, el Ayuntamiento aumentó la densidad de viviendas posible en la zona, pasando de 85 por hectárea a 150, de forma que Instalaza viera rentable su mudanza. El proyecto recoge un total de 160 viviendas, 48 de ellas de protección oficial, para los 10.685 metros cuadrados que ocupa en la calle Monreal en la actualidad.

Una decisión que mantiene estancado el proceso. Varios colectivos y asociaciones vecinales como la Federación de Barrios, Tierra y Libertad, Bruil o Mumbrú, han presentado alegaciones al proyecto. Bien por el citado aumento de la densidad de viviendas, bien por la ordenación de las mismas, e incluso, por el coste del traslado.

En este sentido, el concejal de IU Pablo Muñoz señala “la incoherencia que supone que el convenio duplique la edificabilidad, duplicando la plusvalía urbanística, cuando la producción de Instalaza se ha reducido notablemente y el traslado ya no costaría tanto, a consecuencia de la aplicación de la nueva legislación internacional que prohíbe gran parte de su producción”.

Por ello, Muñoz sostiene que “debe retirarse el convenio” en busca de una fórmula mejor. Sin embargo, el consejero de Urbanismo Carlos Pérez Anadón, asegura que “todos los colectivos que han alegado están de acuerdo con el traslado” de la fábrica, por lo que apuesta por seguir adelante con el proceso hasta su votación final en el Ayuntamiento.

Más casos

El convenio propuesto el año pasado incluye que un 10% de la parcela se dedique a espacios verdes. Instalaza deberá hacerse cargo de la urbanización del solar, de los equipamientos y de las zonas verdes públicas. Antes, deberá sacar del casco sus instalaciones a otro punto del término municipal de Zaragoza sin reducción de empleados.

Pero su proyecto de recalificación no es el primero que se plantea en Zaragoza, ya que el PGOU prevé estas operaciones para facilitar la salida de estas fábricas del centro de la ciudad. El primero que se planteó fue el de Filtros Mann, que se trasladó de La Jota a Plaza. Schindler pasó de Las Fuentes a Empresarium, mientras que el convenio más polémico fue el de Aceralia en el Picarral.

Etiquetas