Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Zaragoza

"Es lamentable el estado de conservación del Anillo Verde"

Los usuarios de esta vía natural se quejan de que el camino se ha convertido en "un divertimento" para los vándalos al que "nadie pone solución".

Anillo verde
anillo verde
ANDRES PASAMON

“Con lo bien que dejaron los alrededores de las riberas y lo poco que se cuidan. Es lamentable que unos cuantos se dediquen a destrozar el mobiliario urbano y a dejar sus firmas en cualquier contenedor”. Estas son las palabras de Javier Del Río, un zaragozano jubilado a quien, en cuanto llega el buen tiempo, le gusta pasear por el camino verde hacia La Alfranca. “Vivo en Las Fuentes y lo que antes era puro terreno de huertas ahora es un magnífico camino natural, solo estropeado por la porquería que dejan los incívicos”, dice Del Río. “Si a la irresponsabilidad ciudadana se une que tampoco el mantenimiento por parte de los responsables es el adecuado, lo que podría ser un espacio digno de ver es, en según qué zonas, un lugar que deja mucho que desear”, cuenta el vecino de Las Fuentes.

Una situación que también denuncia Andrés Pasamón, que reside en La Paz. Este zaragozano es usuario habitual del Anillo Verde, en el ramal que llega hasta La Cartuja. “Antes incluso de que lo arreglaran ya era un vertedero. Actualmente está en la misma situación. Luego preguntas y a todo el mundo le gusta el medio ambiente, pero pocos lo respetan”, dice Pasamón. “Los contenedores sí los vacían porque no suelen estar llenos. El problema es que algunos dejan las bolsas de basura tiradas al lado, sin molestarse en meterlas en su sitio, con lo cual, se acumulan”, comenta el zaragozano.

El vandalismo también está presente en los 2.8 kilómetros que separan Zaragoza de La Cartuja por este vial. “Yo calculo que faltarán alrededor de unos 20 metros de barrotes en la valla que separa el camino del cortado que va directamente al río. Probablemente se trate de un robo, pero peligroso, porque cualquiera puede caer al agua”, comenta el vecino de La Paz.

Mobiliario urbano destrozado también en las zonas recreativas del camino a La Alfranca. “Algunos bancos están rotos o directamente han desaparecido. Lo roban todo y dejan totalmente al descubierto un espacio en el que se invirtió mucho para que ahora dé auténtica pena. Algo se podrá hacer, digo yo, porque parece que nadie pone soluciones. Como está todo destrozado, así se queda…”, apunta L. Jordán, asiduo del Anillo Verde. “Me gusta mucho la naturaleza y pasear y no entiendo cómo hay gente que se dedica a romper lo que es de todos”, comenta Jordán.

Por su parte, desde el Departamento de Medio Ambiente de la DGA, aseguran ser “conscientes” del estado en el que se encuentra el Camino Natural de La Alfranca. “Se trata, en su mayoría, de actos vandálicos en las zonas recreativas. Estamos en un momento complicado, pero actualmente estamos buscando alternativas para dar una solución al problema”, concluyen desde la DGA.

Etiquetas