Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Zaragoza

Los pueblos sin depuradora, no tendrán canon de saneamiento

Los municipios sin depuradora, por incumplimiento del contrato de las empresas adjudicatarias del servicio, dejarán de pagar el canon de saneamiento que venían abonando a pesar de no contar con la infraestructura.

Los municipios que no tienen en funcionamiento una depuradora, por incumplimiento del contrato de las empresas adjudicatarias del servicio, dejarán de pagar el canon de saneamiento que venían abonando a pesar de no contar con la infraestructura.

Así lo ha aprobado el Consejo de Gobierno, en un proyecto de ley que se tramitará en lectura única en las Cortes de Aragón y que modifica la ley de Ordenación y Participación en la Gestión del Agua en Aragón.

Esta norma estableció el canon de saneamiento, concebido como un impuesto de finalidad ecológica y con naturaleza de recurso tributario, como medio para financiar las actividades de prevención de la contaminación, saneamiento y depuración.

Una vez licitado el contrato de construcción de la depuradora, los usuarios debían pagar el 50 por ciento de la cuota tributaria, que concluye con la entrada en funcionamiento de la depuradora.

Ahora, debido a que muchas depuradoras ni siquiera han empezado a construirse por problemas de las empresas concesionarias, se aprueba eximir del pago a los usuarios de agua "ubicados en núcleos de población cuando, por razón de la resolución o la modificación de los contratos de concesión, la construcción de las depuradoras previstas queda excluida de los actuales planes de depuración o diferida en el tiempo".

También se exime a las viviendas y edificios vinculados a actividades agrícolas ubicados fuera de núcleos de población y que no estén conectados a servicios públicos de abastecimiento de agua ni alcantarillado.

El gobierno reconoce que la realidad económica actual es "diferente" a aquella en la que fueron diseñados el Plan Especial de Depuración y el Plan Integral de Depuración del Pirineos y por eso, en algunos casos, es necesario "redimensionar determinadas depuradoras o posponer la construcción de depuradoras ya contratadas de núcleos de población menores".

Por otro lado, el Consejo de Gobierno ha aprobado contratar el servicio de funcionamiento, mantenimiento y conservación de las estaciones depuradoras de aguas residuales de Huesca y Almudévar, Teruel y Cella.

El gasto para mantener el servicio de la estación depuradora de Huesca y Almudévar asciende a 2,7 millones de euros para dos años, siendo el valor estimado del contrato, incluida su posible prórroga, de 4,9 millones, mientras que el mantenimiento del servicio de la estación de Teruel y Cella conlleva la aprobación de un gasto de 2,4 millones, siendo el valor estimado del contrato, incluida su prórroga de 4,5 millones.

Etiquetas