Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza

Más casos de envenenamiento de perros en Valdespartera

Los vecinos, que aseguran que ya ha fallecido un animal, alertan de la existencia de comida contaminada en un solar de la calle de La Caza.

Solar de la calle La Caza, donde fue envenenado un perro
Nuevos casos de envenenamiento de perros en Valdespartera
T. M.

Hace tan solo tres meses que fallecieron dos perros en el barrio de Torrero, después de haber ingerido comida envenenada en las zonas verdes de los Pinares de Venecia. Una situación que ahora se repitió en la margen izquierda, y ahora en Valdespartera y que preocupa a los vecinos. “Aquí muchos residentes tenemos mascotas y no es normal que todos paguemos la irresponsabilidad de quienes no recogen los excrementos de sus canes. Es indignante que alguien se dedique a camuflar comida contaminada para hacer sufrir a los animales”, apunta María Felices, vecina de la zona.

Y es que hace tan solo unos días que un residente denunció en un foro del barrio que su perro había ingerido “trozos de carne con clavos”, mientras paseaba por el solar ubicado entre las calles de La Caza, La Gran Ilusión y El Séptimo Sello. “Es una noticia que ya ha corrido como la pólvora por el barrio. Hay que ir con mil ojos controlando todos los lugares que olfatean nuestros perros porque no sabes qué se va a encontrar bajo unas ramas o un arbusto”, cuenta Ignacio Martínez, mientras pasea por la calle de Viridiana, con Hobo, su mascota.

“A mí me lo comentó otro vecino cuando, precisamente en este solar –en el que han encontrado restos envenenados-, estaba dando una vuelta con mi perro. El primer animal que ingirió la comida con clavos ya ha fallecido”, cuenta Zaida Palacios, que vive en el barrio. “Yo siempre lo saco por aquí, pero atado, porque nunca sabes qué se puede encontrar. Me parece una auténtica barbaridad. Los animales no tienen la culpa de la irresponsabilidad de sus dueños. Además, con estas acciones, no consiguen nada porque, más allá del sufrimiento de la persona que pierde a su perro, los demás vamos a seguir paseándolos igualmente”, argumenta la joven zaragozana.

“Por lo que yo sé no es un caso aislado ni tampoco algo que suceda solo en este solar. A mí ya me han avisado de que ocurre en otros puntos de Valdespartera desde hace unas semanas. Es algo totalmente surrealista, pero se está dando. Ya no podemos ni pasear a nuestros animales tranquilos”, dice Alberto Mayoral, dueño de Kitty, una pequeña Yorkshire de dos años.

Una situación de la que también son conscientes en el Centro Veterinario Valdespartera. “De momento, no hemos atendido ningún caso de envenenamiento ni vómitos ni afecciones similares que puedan relacionarse con intoxicaciones, aunque  los clientes sí nos han preguntado por el tema de las contaminaciones”, cuenta Carlos Moya, veterinario del centro. “Es lógico que haya incertidumbre entre los dueños, de hecho, hace unos días un usuario nos llamó porque su mascota había comido un bollo en la calle y con los rumores de envenenamiento estaba preocupado”, concluye Moya.

Etiquetas