Zaragoza

A la espera de un acuerdo entre peatones y ciclistas

La sentencia que prohíbe a las bicis ir por la acera no se ejecutará por ahora

Los promotores del contencioso ante el TSJA esperan la adopción de una solución negociada que garantice la seguridad de los peatones.

Bicis en Zaragoza
Zaragoza ya tiene 200 bicis registradas oficialmente
HERALDO

La sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) que anuló este mes la autorización dictada por el Ayuntamiento de Zaragoza que permite la circulación de bicicletas por las aceras de la ciudad no se ejecutará por ahora de forma provisional.

Así lo han asegurado fuentes de la representación legal de los promotores del contencioso ante el TSJA, que han descartado instar al tribunal la ejecución provisional de la resolución a la espera de la adopción de una solución negociada que garantice la seguridad de los peatones.

Según estas fuentes, el principal motivo de esta decisión es la iniciativa puesta en marcha por la Federación de Barrios de Zaragoza para lograr, a través del Observatorio de la Bicicleta, un acuerdo entre peatones y ciclistas.

A través de este acuerdo se pretende instar al Consistorio zaragozano a adoptar "medidas de protección del tráfico peatonal en las vías por las que actualmente se permite circular bicicletas, y asegurar el cumplimiento de la ordenanza en las demás".

Las fuentes referidas afirman que los contactos mantenidos con los grupos municipales han permitido constatar que esta iniciativa sería "bien recibida por todos".

Un acuerdo entre todas las partes implicadas con el Ayuntamiento de Zaragoza, que anunció días atrás su decisión de recurrir ante el Tribunal Supremo la sentencia del TSJA, "desactivaría la necesidad de instar la ejecución de la resolución", han añadido las mismas fuentes.

En su sentencia, la Sala de lo Contencioso Administrativo del tribunal aragonés responsabiliza al consistorio de contravenir la Ley de Seguridad Vial en varios de los artículos de su Ordenanza Municipal de Circulación de Peatones y Ciclistas de 2009, a pesar de ser una norma general de obligado cumplimiento.

Argumentan los magistrados que la norma estatal establece que el ciclista tiene la condición de conductor de vehículo, y que las aceras y las zonas peatonales están destinadas al tránsito de peatones, "en ambos casos sin excepción alguna".

Etiquetas