Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Las obras del tranvía modifican el recorrido de muchas procesiones

La sede del Prendimiento, rodeada de obras
Las obras del tranvía obligan a variar la mayoría de las procesiones de Semana Santa
A. ALCORTA

La tradicional celebración de la Semana Santa zaragozana se verá afectada este año por las obras de la segunda fase de la línea 1 del tranvía, a su paso por el centro de la ciudad. Los trabajos, que mantienen sitiadas algunas de las principales vías, obligarán a un buen número de procesiones a variar su recorrido habitual.

La Cofradía del Prendimiento del Señor será una de las peor paradas, ya que su sede, en el colegio Escuelas Pías de la avenida de César Augusto, se encuentra rodeada de máquinas. Por ello, se trasladarán en esta edición a la basílica del Pilar y modificarán su trayecto tradicional.

Pero igual que en este caso, la mayoría de las procesiones que discurren por el centro de la capital aragonesa deberán alterar el paso al menos en alguna calle. El propio Santo Entierro o el Pregón tendrán que adaptarse a las circunstancias.

Ni la plaza de España ni su enlace por el Coso a César Augusto estarán habilitados, mientras se estudia poder utilizar el Paseo de la Independencia en alguno de sus tramos o aceras.

Todavía quedan pendientes algunas reuniones entre la Junta Coordinadora de Cofradías y el Ayuntamiento de la ciudad para ultimar los detalles, pero se baraja la posibilidad de que algunos pasos crucen perpendicularmente Independencia de un lado a otro, instalando rampillas para evitar obstáculos.

El presidente de la Junta, Juan Murillo, destaca la “buena colaboración” que se está dando entre ambas instituciones en los encuentros mantenidos hasta la fecha y confía que la ciudad vuelva a ofrecer una “gran imagen” durante la Semana Santa, con iniciativas como la Ruta Gastronómica, la de Iglesias…

Posibles recortes en promoción

De hecho, no se esperan grandes novedades en la programación de este año, que volverá a contar con los principales actractivos de la Semana Santa de Zaragoza, una de las más prestigiosas del país.

Pero la actual situación económica del Consistorio de la ciudad, con los presupuestos prorrogados para este 2012, obligarán a realizar recortes presupuestarios, fundamentalmente en lo que se refiere a promoción y publicidad, así como en operatividad (alquiler de locales, megafonía, material diverso…). Un ajuste que todavía no se ha cifrado ni aprobado, por lo que habrá que esperar a las reuniones que tengan lugar en próximas semanas.

Desde el Ayuntamiento se están buscando soluciones y se hablará con el resto de grupos políticos para llegar a un acuerdo satisfactorio.

Etiquetas