Zaragoza

ZARAGOZA

Nuevos derribos de antiguas naves industriales en la avenida de Cataluña

Durante este martes y el miércoles las máquinas ocupan parte de los carriles de circulación para derribar los muros exteriores de cuatro naves industriales en el número 206. Los trabajos buscan transformar esta entrada tradicional de la ciudad.

Nuevos derribos de antiguas naves industriales en la avenida de Cataluña
FELIX BERNAD

Los derribos de las naves obsoletas de la avenida Cataluña siguen adelante favoreciendo la transformación de la escena urbana en esta parte de Zaragoza. Así, durante este martes y el miércoles las máquinas ocupan parte de los carriles de circulación para derribar los muros exteriores de cuatro naves industriales en el número 206.

Los trabajos en estas cuatro edificaciones (una de ellas da a la avenida de Cataluña y las otras tres al interior) comenzaron ya hace una semana con la realización de trabajos de preparación y con las demoliciones interiores.

Desde este martes, las excavadoras y las grandes máquinas están ya trabajando para empujar los muros exteriores y llevar a cabo el derribo controlado y con todas las medidas de seguridad.

La actuación implica la ocupación de la acera y de dos carriles de circulación, por lo que la empresa Norconsa, responsable de las obras, ha debido señalizar un carril en contradirección para garantizar el paso de los vehículos en ambos sentidos en este punto de la avenida de Cataluña.

Este derribo es continuación de otras acciones similares que se han realizado ya en dos naves junto al 206 y en el edificio correspondiente al número 216.

Se trata de trabajos que realiza la propiedad de los edificios (residenciales e industriales), y que se efectúan después del acuerdo alcanzado con el Ayuntamiento de Zaragoza para impulsar la transformación de esta entrada tradicional de la ciudad.

El Consistorio ha tratado de armonizar y coordinar las actuaciones, a la vez que ha favorecido la mejora y asfaltado de la avenida con fondos del Ministerio de Fomento, han detallado en un comunicado desde el Ayuntamiento de Zaragoza.

Una vez que desaparezcan las viejas construcciones, los propietarios adecuarán los solares, retranqueándolos a la alineación prevista en el PGOU, y ejecutando un vallado opaco, uniforme y común, que dignificará la imagen de la avenida y sobre todo eliminará cualquier riesgo potencial de inseguridad en la zona.

También, los propietarios han sido favorables a la petición del consistorio zaragozano de ceder las franjas de terreno que deben conseguir la alineación que determina el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la avenida de Cataluña. Estas cesiones además se tratarán de diversas maneras, ya sea con asfaltado o con urbanizaciones blandas con vegetación que haga más amable el aspecto del vial.

Etiquetas