Zaragoza

ZARAGOZA

Las arcas también notarán este año la 'burbuja' inmobiliaria

El Ayuntamiento ha dejado de ingresar varios millones de euros de impuestos por la bajada de la concesión del número de licencias y del pago del Impuesto de Construcciones.

La crisis frena las grandes apuestas de la Expo
HA

Este miércoles el Ayuntamiento de Zaragoza presentaba en sociedad las líneas maestras del plan económico financiero para los próximos tres años. El alcalde de la ciudad, Juan Alberto Belloch, aprovechaba la presentación de este plan para anunciar que el presupuesto para 2012 será "mucho más ajustado a la realidad" que en otras ocasiones. Una realidad marcada, sin duda, por la falta de dinero.

La falta de crédito y el elevado endeudamiento son dos de las circunstancias que limitan los movimientos económicos y financieros de todas las administraciones públicas. También les afecta el descenso de ingresos a las arcas municipales, como recordó el consejero de Economía, Fernando Gimeno.

Gimeno hizo hincapié este miércoles en que el estallido de la 'burbuja' inmobiliaria se había notado especialmente en las cuentas. El descenso del número de viviendas iniciadas en la ciudad que comenzó en 2008 ha reducido el número de licencias concedidas y el pago del Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), impuesto que en los últimos años del 'boom' dejaba en el Consistorio zaragozano ingresos en torno a los 20 millones de euros.

Las viviendas libres iniciadas en la ciudad, según los datos del Ministerio de Fomento, cayeron en casi 3.000 unidades de 2007 a 2008. Hasta 8.273 viviendas se iniciaron en la ciudad en 2007, cifras parecidas a las licencias de construcción concedidas en 2006 (8.826) y en 2005 (8.335).

En 2008, las cifras registradas, sin embargo, fueron muy diferentes: las viviendas iniciadas en la ciudad alcanzaron las 5.596 unidades. En 2009, el desacalabro fue máximo, hasta las 1.190 viviendas, mientras que en 2010 la cifra mejoró ligeramente (1.331) pero no volvió a acercarse, ni mucho menos, a los niveles previos al estallido de la 'burbuja'.

En los seis primeros meses de 2011 la situación para el sector de la construcción seguía siendo crítica, con solo 465 viviendas iniciadas, cifra que ni aun doblándose en la segunda mitad del año alcanzaría los datos de 2010.

Por este 'sangrado' de viviendas iniciadas el Ayuntamiento dejó de ingresar cinco millones de euros del ejercicio 2010 al 2011 solo teniendo el cuenta el ICIO. Los presupuestos de 2010 reflejan unos ingresos de 23 millones de euros por este impuesto, mientras que son 18 los millones que se declaran en las cuentas de 2011.

El Ayuntamiento ha tenido que lidiar con esta nueva situación que prevé continuar durante los próximos años y que sin duda ha afectado al Gobierno municipal a la hora de hacer cuentas, según se desprendía de las explicaciones de Gimeno este miércoles.

El consejero refirió que la regular caída de los ingresos por vía impositiva y las tasas --los relacionados con el sector de la construcción, sobre todo-- y la devolución de los erróneamente transferidos por la participación en los ingresos del Estado en 2008 y 2009 son aspectos que han neutralizado "el esfuerzo realizado por el Ayuntamiento en reducción del gasto".

Etiquetas