Zaragoza

ZARAGOZA

"La falta de luz en las calles colindantes de la avenida Cataluña genera inseguridad"

El Ayuntamiento, por su parte, explica que ?hay fallos importantes en las luminarias que dependen de la urbanizadora que instaló las farolas?.

"La falta de luz en las calles colindantes de la avenida Cataluña genera inseguridad"
T.M.

Inseguridad en las calles e incluso miedo a pasar por algunas zonas de nueva construcción es lo que sienten algunos vecinos de las calles de Isla de Mallorca y Santa Fe y la Urbanización Eriste, en el entorno de la avenida de Cataluña de Zaragoza. Así lo asegura el grupo municipal de Chunta Aragonesista que ha solicitado recientemente al Gobierno que Zaragoza “que encienda de una vez” las nuevas farolas instaladas en las citadas vías.

“Llevan instaladas más de nueve meses pero solo como adorno a pesar de la gran necesidad de luz que hay en zona”, asegura el concejal de CHA, Carmelo Asensio, que insiste en “lo paradójico que resulta que el encendido de las luces de Navidad no haya llegado hasta esta zona, a pesar de que tienen las nuevas farolas”.

Se trata, además y según la opinión de los vecinos, de un problema que vienen padeciendo desde hace dos años en este distrito zaragozano. “Estamos olvidados. Desde la rotonda del Tercer Cinturón hasta casi el puente del río Gállego la iluminación es muy deficiente. Y menos mal que ahora han adecentado la calzada porque antes daba miedo pasar en cuanto oscurecía”, dice Antonio Lucea, que residen en la calle de Isla de Menorca. Juan Peña y su mujer Aurora también comparten la misma opinión. “Mi hermana vive en la calle Mallorca y ahora, que enseguida oscurece, da respeto caminar por aquí”.

A la colocación de estas farolas que no alumbran hay que añadir las luminarias que no iluminan en la Urbanización Ríos de Aragón. Una situación denunciada también reiteradamente por la Asociación de Vecinos de la Avenida de Cataluña, tanto en la Junta de Distrito del Rabal, como en el mismo Ayuntamiento. Por estas razones, CHA solicitará formalmente en la próxima Comisión de Urbanismo e Infraestructuras el arreglo urgente de estas luminarias y su encendido inmediato.

Por su parte, desde el Ayuntamiento aseguran que “se trata de una nueva urbanización que instaló las farolas, como parte de los trabajos que le corresponden para dejar esa zona habitable. Es por lo tanto, una obra privada”, explican fuentes municipales.

“Una vez que se terminan los trabajos, y en el caso concreto de las farolas, el Ayuntamiento debería contratar la luz para que la zona estuviera iluminada, pagando por lo tanto el correspondiente recibo. Pero el Consistorio advirtió a la urbanizadora de que hay fallos importantes de seguridad en las luminarias, que podrían suponer riesgo serio para las personas y les comunicó que debían corregir las deficiencias antes de poder contratar la luz, pero la urbanizadora no lo ha hecho”, insisten desde el Ayuntamiento. “Es decir, la iniciativa privada debe ofrecer unas instalaciones con todas las garantías y el Consistorio no va a asumir una instalación con riesgo para las personas”, concluyen las mismas fuentes.

Etiquetas