Despliega el menú
Zaragoza

SOLIDARIDAD

Alquileres mínimos para estudiantes altruistas

La Universidad de Zaragoza y la sociedad municipal Zaragoza Vivienda han puesto en marcha, en el presente curso, una iniciativa en la que se pretende premiar, con viviendas a bajo coste, a aquellos estudiantes que destinen horas de voluntariado en favor de la comunidad.

Una de las estudiantes, en la cocina de su piso
Una de las estudiantes, en la cocina de su piso
A. M.

Ser solidario debería tener premio. Algo parecido debieron pensar los responsables de la sociedad municipal Zaragoza Activa y de la Universidad de Zaragoza cuando esbozaron las primeras pinceladas del programa Estudiantes Solidarios. En él se pretende ayudar a jóvenes universitarios altruistas con el alquiler de una habitación totalmente amueblada por poco más de 40 euros mensuales.

Los únicos requisitos para acceder a estos pisos, ubicados en el barrio del Actur, consisten en pertenecer al alumnado de la Universidad de Zaragoza y estar dispuesto a realizar, al menos, cuatro horas semanales de voluntariado, que pueden consistir en impartir lecciones de informática básica, echar una mano en la dinamización de actividades de tiempo libre con adolescentes y niños, o dar clases de refuerzo de Educación Primaria, entre otros.

Aún quedan varias habitaciones libres, que desde Zaragoza Vivienda esperan ocupar "cuanto antes".

"Me reconcilia con mi espíritu"

Ana Rubio es una de las jóvenes que no dudó en participar en el programa. Esta zaragozana de 25 años, diplomada en Fisioterapia y Magisterio de Educación Musical, está cursando actualmente un máster en Gestión y Dirección de Políticas Culturales.

Su papel dentro de la iniciativa consiste en apoyar una clase de cultura básica (lenguaje, matemáticas o geografía, entre otras materias), enfocada al desarrollo del pensamiento como seres humanos de hombres de diferentes edades, etnias y nacionalidades, en el marco de una formación teórica y práctica de albañilería. Posteriormente, aquellos que superan con éxito el curso conseguirán un contrato temporal en una empresa, por lo que se conseguirá fomentar la inserción laboral. Desde el principio ha notado "una muy buena predisposición" por parte de todos, ya que "al ser conscientes de su oportunidad llegan muy motivados".

Para Ana, las horas que dedica a la gente de su actual barrio no suponen un gran esfuerzo. Más bien al contrario: "Me reconcilia con mi espíritu hacer algo para la comunidad", explica. Ahora comparte casa con otras dos personas. Considera que se trata de "un piso espacioso, sin apenas tabiques, lo que da un ambiente familiar, y en el que todo está nuevo". La experiencia es, de momento, muy positiva para esta joven, que anima a otros universitarios a lanzarse a la aventura del voluntariado.

El único punto negro del programa lo encuentra en "su difusión". "Estoy segura de que no se conoce mucho. Si lo supieran, la gente se pegaría por conseguir" uno de estos pisos. "Hay que fomentar más estas iniciativas", finaliza.

"Lo que realmente me motiva es el voluntariado"

Andrea tiene 27 años y es Colombiana. Tiene estudios en Economía y Periodismo y actualmente está cursando un máster de Sociología aplicada a las políticas públicas. Su labor dentro del voluntariado radica en realizar labores de apoyo a la alfabetización de mujeres marroquíes y de etnia gitana, combinando su experiencia en ramas tan diferentes como la pedagogía y la comunicación.

Del mismo modo que Ana, Andrea nota que sus alumnas "están muy motivadas y sacan tiempo de donde sea para poder aprender". Esta función le permite "aprender de la gente, observar, trabajar con ellos y aprender de otras culturas".

Por el alquiler apenas paga 40 euros al mes más gastos. "El piso está genial y tiene todo nuevo". Considera su hogar un sitio "privilegiado". A pesar de lo reducido del alquiler del piso, que comparte con dos compañeros, no duda en señalar que lo que realmente le motiva del programa es el voluntariado -no en vano, ya había realizado actividades para la comunidad con anterioridad-. El precio de la vivienda, señala, es algo que simplemente "ayuda".

Etiquetas