Despliega el menú
Zaragoza

EMPRENDEDORES

Viaje en primera clase para mascotas

Dos zaragozanas, Sara Vallés y Pilar Guzmán, han creado la primera empresa aragonesa dedicada al traslado de animales de compañía. Tienen clientes en toda España y Europa.

Pilar Guzmán y Sara Vallés, socias de Catuscan
Viaje en primera clase para mascotas
P.F.

De la crisis surgió una oportunidad y ha nacido una empresa nueva: Catuscan. Dos zaragozanas -Sara Vallés, de 26 años, y Pilar Guzmán, de 50- decidieron cambiar su vida y hacer de su afición su trabajo. Las dos han montado una empresa de traslado de animales de compañía, principalmente perros y gatos. Es la primera compañía en Aragón dedicada a este campo y una de las pocas de España.

“Soy ingeniera técnica, pero siempre me han gustado mucho los animales. Trabajaba en una empresa relacionada con la construcción, pero cerró y me quedé en el paro. Entonces vi que era mi momento de volver a lo que me gusta: los animales. Y presenté un proyecto al Semillero de Ideas del Ayuntamiento”, cuenta Sara.

Sara y Pilar se conocían de vista, porque las dos colaboran con asociaciones protectoras de animales. Pilar, conductora dedicada al transporte de mercancías, se sumó al proyecto. “Compartimos el amor por los animales. Buscamos el bienestar animal y la sostenibilidad”, subraya Pilar. Desde su empresa también promueven la adopción de animales abandonados.

Catuscan surgió del programa Semillero de Ideas del Ayuntamiento de Zaragoza y la Universidad de Zaragoza. El programa seleccionó 16 proyectos en marzo de 2011 y ha dado seis meses de formación a sus emprendedores. Catuscan se constituyó como empresa en agosto, y en estos tres meses ha dado muchos pasos.

“Estamos muy contentas. En poco tiempo ya tenemos clientes y hemos hecho muchos viajes. Nuestra empresa va conociéndose por el boca a boca. Internet nos ha ayudado mucho a difundir nuestra idea”, afirman. Están en Facebook y las redes sociales, y ya son muy conocidas entre las protectoras de animales.

“Nuestros principales clientes son las protectoras. Nos llama gente que quiere adoptar a algún animal. Nosotros acudimos a la protectora, recogemos al animal y lo llevamos hasta su nueva casa. Hemos hecho viajes para llevar a perros y gatos a Italia. Tenemos peticiones de Francia y viajamos constantemente por España. En general, en Europa tratan mejor a los animales que aquí”, explican. También trabajan para particulares y ofrecen servicio de taxi para mascotas en el entorno de Zaragoza. Por ejemplo, se encargan de llevar los animales al veterinario, a la peluquería o a un domicilio particular.

La infraestructura de la empresa es sencilla: las gestiones las hacen desde casa y tienen una furgoneta adaptada para los viajes (con climatizador y transportines para los animales, y van a instalar un aparato de desinfección por ozono). En los viajes largos se turnan las dos conductoras y hacen paradas cada tres o cuatro horas para que descansen los animales.

Los precios varían dependiendo de la distancia y del número de animales que transportan cada vez. Un viaje ordinario para un particular desde Andalucía a Zaragoza puede costar entre 100 y 160 euros. A las protectoras les hacen hasta un 50% de descuento.

Para el futuro planean seguir colaborando con protectoras, comprar más vehículos, tal vez tener un local y seguir viviendo de su amor por los animales.

Etiquetas