Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

"Las obras del nuevo pozo del parque Tío Jorge apenas dejan descansar a los vecinos"

El Ayuntamiento asegura que los trabajos se realizan ?por la mañana y por la tarde y que se ha profundizado bastante para evitar problemas futuros?.

Estado actual de la obra
"Las obras del nuevo pozo del parque Tío Jorge apenas dejan descansar a los vecinos"
TERESA MARTÍN

La búsqueda de un nuevo pozo de riego en el parque Tío Jorge de Zaragoza se ha convertido en un problema para los vecinos que residen en los alrededores. Lo que comenzó como un trabajo “del que nadie sabía nada y que incluso recibimos con ganas, pensando que iban a hacer una nueva fuente, ubicada justo enfrente del centro cívico”, apuntan desde la Asociación de Vecinos Tío Jorge Arrabal, es ahora el comentario más escuchado en la calle, pero por lo contrario.

“El ruido es ensordecedor. Y lo peor es por la noche. Para muchos vecinos resulta casi imposible conciliar el sueño y llevamos así más de un mes”, aseguran desde la agrupación vecinal. Su presidente, Rafael Tejedor, no se explica la situación. “Estamos 80 centímetros más bajos que el nivel del río. No entendemos cómo es posible que aún no hayan encontrado agua suficiente”, apunta Tejedor. “¿Hasta cuándo va a durar esta situación? En una ocasión un vecino me comentó que había llegado a escuchar, durante la noche, 2.850 golpes de los tubos sobre el suelo”, cuenta el presidente de la asociación.

Y es que los trabajos consisten “en conseguir llegar al fondo del terreno, introduciendo tubos, con su soldadura correspondiente. Eso supone que la máquina empuja cada conducto con una frecuencia de unos tres o cuatro segundos, con su correspondiente golpe”, dice Jesús Martín, miembro de la agrupación vecinal, que además reside en un edificio cercano. “Es verdad que, con el silencio de la noche, el ruido aún se hace más fuerte. Esta semana no los he oído, pero la semana pasada sí que funcionaba la máquina a altas horas de la madrugada”, cuenta Martín.

“Es increíble que cuando llueve mucho o sube el nivel del río por encima de los 3,5 metros se inunden hasta los garajes de la zona y ahora no encuentren agua”, comenta Carmelo Fuertes, también de la asociación Tío Jorge.

Por su parte, desde el área de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Zaragoza aseguran que los trabajos “se realizan por la mañana y por la tarde, pero no por la noche. Empezaron a cavar en el lugar donde sabían que había una veta de agua y han profundizado bastante para evitar problemas futuros, ya que este nuevo pozo se ha construido porque el anterior de riego se estropeaba a menudo debido a que estaba en una zona de arena que estropeaba con frecuencia las bombas”, cuentan desde el Consistorio. “Dentro de pocos días se realizarán las pruebas de bombeo de agua y, entonces, sí que tendrán que estar probando las 24 horas, pero el ruido de bombeo es mucho menor que el de perforación”, concluyen fuentes municipales.

Etiquetas