Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Contratas municipales

Abrigos usados para los trabajadores de Bizi

Falta de medidas de seguridad y poco personal (el servicio solo cuenta con 2 mecánicos en Zaragoza) son algunas de las quejas de los encargados de mantener el servicio Bizi de Zaragoza, gestionado por una empresa en Barcelona que se niega a hablar de la situación.

Bicicletas dañadas
Una furgoneta transporta bicicletas dañadas
M. S.

Uniformes de invierno de segunda mano, personal insuficiente y falta de medidas de seguridad básicas son algunas de las situaciones por las que se quejan los empleados del servicio Bizi de Zaragoza. El Ayuntamiento de la ciudad adjudicó en 2008 la explotación a la empresa Clear Channel, que subcontrató a Movement Barcelona 2005 para gestionar el servicio. Y contra ellos hay 5 juicios pendientes por no atender demandas de los empleados.

No está demostrado que la empresa incumpla las condiciones de los pliegos, pero a principios de año ya se aprobó -a pesar de que a día de hoy está paralizado- una moción para realizar un estudio en profundidad sobre esas contratas.

Sonia Moreno es la representante de los 27 empleados del servicio Bizi. Son pocos y entre ellos mismos hay varias opiniones sobre su relación con la empresa. Algunos incluso no tienen claro si deben realizar tareas para Movement o Clear Channel.

“Hay apenas 5 furgonetas para cumplir con las visitas -por contrato, se obliga a los empleados a visitar 25 estaciones en cada turno de 8 horas- y los cambios de bicicletas de todas las estaciones. Cuando una se estropea, nos dan vehículos muy pequeños para el peso que se transporta y es difícil maniobrar. Y nosotros nos movemos en plazas donde hay mucha gente”, comenta Moreno.

La representante también se queja por el mal estado de los frenos en algunos vehículos, por la tardanza en recibir botas de seguridad y “por los guantes que nos dan, que no sirven para proteger.

Además, informa que en noviembre solo quedarán cuatro furgonetas para realizar las tareas de mantenimiento, porque el personal que se encarga de uno de los vehículos desde verano deja sus funciones este mes. Según Moreno, esa tarea necesitará de más personal.

De momento, dos mecánicos son los que se dedican a reparar las bicicletas dañadas. Solo hay un turno, el de mañana, y trabajan al ritmo de 40 vehículos entre los dos. Y poco a poco las bicis averiadas se van acumulando, “sobre todo después de las Fiesta del Pilar”.Abrigos usados

Izquierda Unida fue la impulsora de la moción que busca estudiar a profundidad esa y otras posibles irregularidades en las contratas municipal. La iniciativa fue del concejal Raúl Ariza, que añade otras quejas: “Los trabajadores están sujetos al convenio (colectivo estatal) para las empresas de publicidad (por la forma en que se publicó el pliego), pero realizan tareas que poco o nada tiene que ver con ese ámbito”.

“A algunos compañeros solo les han dado un pantalón y una camisa de manga corta para trabajar y a otros les han dado unos abrigos de segunda mano, que probablemente vienen de Barcelona, donde la empresa lleva un servicio similar (Bicing)”, cuenta Moreno.

Los empleados rechazaron esa ropa de invierno y utilizan abrigos propios, aunque el uso de uniforme es obligatorio. No todos los trabajadores se quejan por su situación, pero sí se han trasladado las demandas a Movement y han existido reuniones para intentar solucionar las diferencias.

Ha habido mejoras, pero no completas y desde la empresa, que no tiene ninguna delegación en Zaragoza, no han querido dar información ni valorar estas incidencias.

“No incumplen ninguna ley porque no incumplen los pliegos de la contrata, por eso hemos pedido un estudio, para que en el futuro se puedan añadir cláusulas sociales, medioambientales y otras peticiones más”, explica Ariza.

Etiquetas