Zaragoza
Suscríbete

TRIBUNALES

La fiscalía solicita una condena de 17 años un joven acusado de degollar a otro en Zaragoza

Los hechos ocurrieron durante la celebración de las fiestas patronales del barrio de Delicias el año pasado. El procesado dice que el alcohol le "anulaba" la personalidad y le "transformaba".

La fiscalía ha solicitado una condena de 17 años de prisión por presunto asesinato a un joven acusado de degollar a otro en el Parque de Delicias de Zaragoza, en un juicio con jurado que se ha iniciado en la Audiencia Provincial de la capital aragonesa.

Según la acusación pública, que ha reclamado también una indemnización de 100.000 euros para los familiares del fallecido, los hechos se produjeron sobre las 23.20 de la noche del 7 de septiembre de 2010, durante la celebración de las fiestas patronales del barrio de Delicias, a causa de una discusión que había enfrentado unos meses antes al procesado y a la víctima.

La representante fiscal ha relatado que el procesado, Gustavo Henríquez V.Q., de 22 años, se situó junto a la espalda de su víctima y sin mediar palabra le cortó el cuello con una navaja de ocho centímetros de hoja y le seccionó la yugular, lo que le provocó la muerte unas horas después.

En sus declaraciones al tribunal, el acusado ha admitido que conocía a la víctima, Juan Carlos Hidalgo, quien tenía 19 años en el momento de producirse el crimen, al ser hermano de uno de sus amigos, pero ha negado tener motivos de resentimiento o rencor contra él.

Ha explicado, además, que desde las cinco de la tarde de esa misma jornada consumió con sus amigos abundante alcohol, principalmente wodka, y que no recordaba nada del asesinato que se le imputaba.

El procesado ha recordado que pidió una navaja para recortar unas botellas de plástico con las que quería hacer unos vasos, y que momentos después fue empujado por uno de sus amigos para que abandonara el lugar con rapidez y se fuera a su casa.

Unas horas más tarde, cuando dormía en su domicilio, la policía se presentó en el inmueble y procedió a su detención como presunto autor responsable de la muerte de la víctima.

La acusación particular, que solicita 20 años de prisión para el procesado por asesinato y 180.000 euros de indemnización, ha incidido en los posibles diferencias que le enfrentaban con la víctima, a cuya casa había acudido unas horas antes para golpear la puerta.

En respuesta a la afirmación de este letrado, el acusado ha negado haber dicho a sus amigos unos días antes que "algo malo" le iba a pasar a la víctima en fechas próximas.

El procesado, ecuatoriano y en situación irregular en España, ha admitido a instancias de la defensa, que solicita en sus calificaciones provisionales la libre absolución de su cliente, que el alcohol le "anulaba" la personalidad y le "transformaba".

En su alegato inicial, esta letrada ha desvelado que no tiene previsto negar la autoría de los hechos a lo largo del proceso, pero ha pedido al jurado que valore el consumo de alcohol que realizó el acusado a fin de atenuar la calificación jurídica de los hechos desde asesinato a homicidio con atenuantes.

El proceso continuará mañana con el testimonio de los distintos testigos que se encontraban en el Parque de Delicias en el momento de producirse el crimen.

Etiquetas