Despliega el menú
Zaragoza

URBANISMO EN ZARAGOZA

Los vecinos de la avenida de Cataluña cortarán el tráfico si no hay mejoras

Amenazan con movilizaciones si el Ayuntamiento y Fomento no avanzan en la cesión de la vía. La reforma integral de la avenida, una de las más degradadas, cuesta 23 millones.

El estado de algunos tramos de la calzada es deplorable.
Los vecinos de la avenida de Cataluña cortarán el tráfico si no hay mejoras
ASIER ALCORTA

Los vecinos de la avenida de Cataluña se han cansado. Hartos, tras años y años esperando una reforma que nunca llega, amenazan con pasar a la acción. Y una de las medidas que se plantean es salir a la calle y cortar la circulación de la avenida, una vía por la que pasan todos los días unos 26.000 vehículos. El objetivo es volver a llamar la atención sobre el lamentable estado en el que se encuentra su calle, algo que llevan reivindicando desde hace tres décadas sin que se llegue a dar una solución.

Las quejas se centran en el tramo de la avenida de Cataluña que va desde el Tercer Cinturón hasta Santa Isabel. La vía, antigua carretera nacional, sigue siendo propiedad del Ministerio de Fomento, a pesar de que hace tiempo que está integrada en el núcleo urbano de la ciudad. El pasado mes de abril el Consistorio aprobó un protocolo de cesión de la avenida por parte del Estado, que se quedó en una mera declaración de intenciones, ya que la avenida sigue siendo propiedad de Fomento y no hay avances en el aspecto clave de la cesión: la dotación económica que recibirá Zaragoza por hacerse cargo de la vía.

Según las órdenes ministeriales que rigen este tipo de cesiones, al Ayuntamiento le correspondería poco más de un millón de euros, una cifra que el equipo de Gobierno municipal trata de elevar. La reforma integral, según los estudios que ha hecho el propio Consistorio, costaría 23,5 millones. De momento, no hay plazo para la firma definitiva tras varios años de espera.

Tanto tiempo ha pasado que los vecinos se han hartado. María Luisa Gómez, presidenta de la asociación de vecinos Ríos de Aragón-avenida de Cataluña, reclama que «el tema no se está moviendo nada», y está cansada de no recibir respuestas del equipo de Gobierno municipal. «Pedí cita con el alcalde y aún no me han contestado. Ni a eso, ni a las cartas y mails que he mandado para interesarme por el asunto», denuncia Gómez.

Según apunta, llevan «30 años» reivindicando la mejora de una avenida que «cada vez está más deteriorada». «Las aceras nos las hicieron hace más de tres décadas echando un poco de hormigón, porque antes eran de piedras», cuenta la presidenta de la asociación de vecinos.

Es solo una de las deficiencias que tiene. Las calzadas presentan un estado lamentable en algunos puntos, hay solares sin vallar convertidos en escombreras, casas abandonadas y ocupadas -pese al reciente derribo del edificio de Remar-, calles perpendiculares que han desaparecido del mapa, parques sin luz porque robaron el cable hace dos años y aún no se ha repuesto... «Desde hace tiempo estamos dejados de la mano de Dios», sentencia María Luisa Gómez.

Señala que si no hay novedades durante este mes, las movilizaciones llegarán «a principios de septiembre». «La principal será cortar la avenida, pero habrá más», apunta la presidente de la asociación de vecinos Ríos de Aragón-avenida de Cataluña.

Mientras tanto, desde el Ayuntamiento reiteran que la cesión definitiva, una vez firmado el protocolo, sigue pendiente, por lo que aún es Fomento el responsable de la vía. Además, señalan que el Consistorio ha asumido pequeños arreglos en zonas puntuales. Y apuntan que para este año al menos se ha destinado una pequeña partida para elaborar el proyecto de reforma de la avenida. Desde la asociación de vecinos exigen que al menos ese dinero se gaste y se haga el documento, como paso previo a lo que ansían de verdad: la reforma de su calle.

Etiquetas