Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

DELINCUENCIA

Preocupación en Épila por la oleada de robos

Los ladrones han entrado en naves, granjas o supermercados. El Ayuntamiento solicitará más presencia de la Guardia Civil.

El malestar se combina con la preocupación en Épila por el repunte de robos producidos en los últimos días en el municipio. «No pasa una jornada sin que tengamos noticias de otro caso», subrayó ayer el alcalde, Martín Llanas. Dada la gravedad de la situación, el edil informó de que el Ayuntamiento se pondrá en contacto con la Delegación del Gobierno en Aragón para solicitar que se investigue la ola de incidencias y que se aumente la presencia de la Guardia Civil. «El problema empieza a ser bastante considerable», destacó Llanas.

Los amigos de lo ajeno han irrumpido en naves, granjas o supermercados. Ayer, unos desconocidos accedieron por el tejado a un centro de alimentación. Durante la inspección, los agentes encontraron en el establecimiento herramientas procedentes de un almacén de construcción al que los ladrones accedieron la noche del lunes al martes. José Antonio Jaime, propietario del inmueble, mostró su indignación. «Esto ya es serio», manifestó. En el asalto a su nave, sustrajeron un martillo demoledor, un taladro o una radial, entre otros materiales, valorados en 4.000 euros. Recientemente también se llevaron unos 70 corderos de una explotación. No obstante, Jaime explicó que los robos de animales se repiten con asiduidad.

Además, varias mujeres han sido atracadas en la calle. Una de las víctimas fue Isabel Ondiviela. «De repente sentí un tirón del bolso y pensé que debía ser una broma, una amiga o algo, pero me giré y vi que era otra cosa. Sujeté el bolso delante de mi vientre con las dos manos, estuvimos forcejeando y al final al estirar el bolso me empujó y me caí al suelo», comentó la mujer, que sufrió algunos rasguños y moratones.

Épila carece de Policía Local y cuenta con cuartel de la Benemérita, si bien actúa en varios municipios del entorno. Llanas dijo que han comprobado que los Grupos Rurales de Seguridad del Instituto Armado han incrementado la vigilancia. Sin embargo, «dadas las circunstancias es necesario que vengan más agentes», aseguró. Admitió que hay incertidumbre entre la población y recomendó a los ciudadanos que tomen medidas de seguridad y que, por ejemplo, coloquen sistemas de alarma.

Etiquetas