Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

MEDIOAMBIENTE

Las obras del Instituto de Cambio Climático vuelven a retrasarse

La reforma del pabellón de España se anunció para el verano pasado, pero Patrimonio del Estado todavía no ha pedido la licencia.

Lo que en su día fue el cine con una pantalla esférica es hoy un espacio diáfano que se convertirá en salón de actos.
Las obras del Instituto de Cambio Climático vuelven a retrasarse

Las obras para convertir el pabellón de España de la Expo en la sede del Instituto de Investigación sobre Cambio Climático (I2C2) han vuelto a retrasarse. La reforma del edificio diseñado por Patxi Mangado se anunció primero para junio del año pasado y luego para este verano, pero el proyecto todavía se encuentra en fase de subsanación de errores y Patrimonio del Estado aún no ha solicitado al Ayuntamiento la licencia para acometer los trabajos.

Además del I2C2, en los 8.000 metros cuadrados del inmueble también se instalará una escuela internacional de estudios superiores especializada en las renovables y en la eficiencia energética. Este centro universitario, que en un principio dependerá del Circe, debería ponerse en marcha en el curso 2012-2013, lo que no deja mucho margen para nuevas demoras teniendo en cuenta que las obras durarán al menos medio año.

Por su parte, el Instituto de Investigación sobre Cambio Climático nació hace apenas siete meses y de momento solo ha contratado a la jurista aragonesa Silvia Lacleta, que ocupa el cargo de gerente. Muy pronto también incorporará como directora científica a la investigadora valenciana María José Sanz, que será la responsable de diseñar y poner en marcha el I2C2 desde una sede provisional en la Delegación del Gobierno.

El proyecto de reforma del pabellón ha sido redactado por el despacho del propio Patxi Mangado, y ahora se encuentra en manos de Segipsa, la sociedad estatal que se hará cargo de la ejecución de las obras. Sus técnicos están subsanando los errores detectados, pero una vez terminada esa tarea el expediente volverá a Patrimonio del Estado, que será quien pida la licencia de obras mayores al Ayuntamiento y quien pague los dos millones de euros que costarán los trabajos. Básicamente, la reforma consistirá en compartimentar las tres plantas del edificio dotándolas de aulas, despachos, oficinas y un auditorio con capacidad para 180 personas.

Etiquetas