Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

MOVILIDAD URBANA EN ZARAGOZA

El tranvía afronta su segundo 'asalto' para estrenar el trazado en 18 meses

La noche del lunes al martes comienzan los trabajos que obligan a desviar 26 líneas de bus urbano. En el Ayuntamiento temen los atascos y recomiendan el uso de la Z-30 y Z-40.

Acaba la tan temida cuenta atrás y, a partir de la medianoche de mañana, la ciudad cambiará su actual estampa por una maraña de verjas, señales, barreras y vallas. Zaragoza afronta la segunda fase de las obras del tranvía que abrirán en canal más de 6,8 kilómetros entre la plaza de Paraíso y Parque Goya durante, al menos, 18 meses. Así, toca armarse de paciencia y cambiar muchas de las rutinas diarias, sobre todo, en lo referente a la circulación porque los diversos cortes y cierres de calles afectarán a más de 200.000 coches al día y obligarán a desviar hasta 26 líneas de autobús urbano.

El martes es el 'día D' y las 0.15, la 'hora H'. Entonces, tras el paso del último bus, comenzará a vallarse el entorno de la plaza de España y los operarios tendrán hasta las 5.30 para instalar señales, marcar los desvíos y completar el 'enrejado' hasta el puente de Santiago. En la margen izquierda, como se viene trabajando desde hace semanas y las afecciones son menores, se podrá ir con más calma, aunque ya desde mañana habría algún nuevo desvío en el Actur.

La concejal de Servicios Públicos, Carmen Dueso, muy gráfica al explicar que «para hacer una tortilla hace falta romper los huevos», es consciente de que las obras son molestas y de que los primeros días habrá más de un atasco, aunque confía en que los zaragozanos se habitúen rápidamente a utilizar la Z-30 y la Z-40 y, sobre todo, a dejar el coche particular en casa. De hecho, este es el objetivo principal del tranvía: sacar el coche del centro y fomentar el transporte sostenible. Así, cuando toda la línea se complete habrá en funcionamiento 18 unidades de los Urbos -ahora son nueve-, que se calcula que en 2013 podrían usar 100.000 zaragozanos al día. También habrá 13 kilómetros de continuidad del carril bici entre Valdespartera y Parque Goya.

Más problemas se auguran a partir de septiembre, cuando concluya el periodo vacacional, y los buses escolares se sumen a las virguerías (complejos giros, por ejemplo, en Sagasta) que desde el martes tendrán que hacer los articulados. Dicen los agoreros, además, que en estas intervenciones tan ambiciosas -se va a aprovechar para sanear más de 650 metros de tuberías- siempre hay algún inoportuno reventón que aún puede complicar más las cosas.

Cruzando los dedos, por tanto, conviene seguir las recomendaciones municipales y, ante cualquier duda, se puede recurrir al teléfono 902 205 010, al mapa interactivo de www.tranviasdezaragoza.es o al plano de mano con la información de las obras, el tráfico y los desvíos de los autobuses que hoy regala este diario.

Etiquetas