Despliega el menú
Zaragoza

PROTESTA CIUDADANA

Primera noche reivindicativa y solidaria en la plaza del Pilar

Decenas de personas con sacos de dormir, sillas y tiendas de campaña acamparon durante la noche en el centro de Zaragoza, continuando con las protestas iniciadas el pasado domingo por ?Democracia real YA!?.

Varios centenares de jóvenes han apoyado esta tarde la propuesta de acampar en la plaza del Pilar de Zaragoza en apoyo de la plataforma "Democracia Real Ya"
Primera noche reivindicativa y solidaria en la plaza del Pilar
EFE

El grupo de personas que este martes a las 12.00 emprendía una acampada reivindicativa en la plaza del Pilar continuaba allí por la tarde y, cerca de medio centenar, acamparon durante la noche frente al Ayuntamiento de la capital aragonesa con sacos de dormir, sillas y alguna que otra tienda de campaña.

Las ideas que les han llevado a manifestarse no han cambiado, si acaso se han visto reforzadas sobre todo porque cada vez ha ido sumándose más gente y han conseguido cientos de apoyos en la red desde todos los rincones de España.

Andrea Gimeno es una de las portavoces del grupo de personas que permanecen acampadas frente al Pilar «en solidaridad», ha dicho Andrea, «con las personas que han sido desalojadas esta madrugada de la Puerta del Sol de Madrid» y porque están en desacuerdo con el bipartidismo y con la forma en la que los políticos están haciendo las cosas.

Andrea ha explicado que la acampada también tiene un componente de apoyo a la plataforma ‘Democracia real YA!’ que se manifestó este domingo en ciudades de toda España. Sin embargo, organizadores de la marcha de Zaragoza han querido remarcar que ellos no tienen que ver nada con las personas que hay apostadas frente al Pilar. «Este tipo de protestas puede afectar negativamente al trabajo que nosotros llevamos haciendo varias semanas», han explicado.

Desde las 12.00 de este martes

La joven fue una de las primeras en llegar este martes a la plaza, sobre las 12.00. Explica que a través de Facebook y otras redes sociales la gente se ha empezado a movilizar, sobre todo alentados por las concentraciones que estaban teniendo lugar en otras ciudades españolas. «No nos conocíamos de nada y cuando hemos llegado aquí hemos empezado a organizarnos», ha contado. «Esta mañana unas 35-40 personas ya estaban dispuestas a pasar aquí la noche», ha continuado. Hacia las 22.30 eran unas 30 personas las que continuaban con la idea de quedarse a dormir en la plaza del Pilar y a esa hora ya se habían desplegado varios efectivos de la Policía Local en los aledaños de la Delegación del Gobierno y del edificio consistorial.

Precisamente de cara a la noche organizado a las 19.30 un taller de resistencia pacífica y una asamblea pública en la que discutieron los objetivos y las formas de la protesta ciudadana que están llevando a cabo. Unas 250 personas participaron en estas actividades, que provocaron que numerosos ciudadanos se parasen a observar qué estaba sucediendo.

Andrea explica que a primera hora de la tarde la Policía Local de Zaragoza visitó el campamento. Los agentes obligaron a los manifestantes a quitar un par de carpas que habían instalado para llevar mejor el sol que cae en la plaza. También les obligaron a quitar algunos carteles que habían pegado en las farolas. «Nos han dicho que mientras no pusiéramos carpas u otros elementos ni dañáramos el mobiliario urbano podíamos quedarnos porque no cometíamos ningún delito».

Protesta pacífica

Pese a no conocerse de nada, los participantes en la protesta se han organizado muy bien: publican en varias redes sociales casi al minuto todo lo que está sucediendo en la plaza, han creado una página web donde están subiendo imágenes e incluso han organizado actividades.

En Twitter se les puede seguir desde un perfil creado por ellos y bajo diferentes 'hashtag' como '#acampadazgz', '#acampadazaragoza', '#nonosvamos' o '#spanishrevolution'.

Los organizadores han recalcado en numerosas ocasiones que la suya es, ante todo, «una movilización pacífica». Por ello han organizado el taller de resistencia pacífica, «para asegurar la ausencia de violencia y la seguridad de todos en el caso de un desalojo». Durante el taller, los participantes se han dividido en dos grupos: unos interpretaban el papel de policías y otros el de manifestantes.

Han dado recomendaciones para que no se hagan daño y otras pautas que les ha explicado un abogado que ha visitado el campamento esta mañana. «Nos ha dicho que si la policía nos pide el DNI que se lo diéramos, también que habláramos sin gritar».

«Nuestra presencia aquí quiere despertar a las conciencias que están sentadas en el sofá», ha declarado Andrea. «Si la Policía viene a desalojarnos, no nos opondremos. Volveremos mañana».

Etiquetas