Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

MANCOMUNIDAD CENTRAL

Trece vecinos de San Mateo, a juicio por supuestas calumnias contra el alcalde

El edil considera que le atribuyen una malversación, pero la fiscalía no ve delito.

Trece vecinos de San Mateo de Gállego, entre ellos dos concejales del PP, serán juzgados por calumniar supuestamente al alcalde, el socialista Jesús Villagrasa. La polémica en el municipio vuelve a girar en torno al barrio de El Saso. Según la defensa del primer edil, doce de esos ciudadanos aludieron «a la malversación de caudales públicos» en sus recursos contra un acuerdo plenario sobre la liquidación de la quinta cuota de la urbanización. Sin embargo, la fiscalía pide la absolución de los acusados al entender que los hechos no son constitutivos de delito.

El Juzgado de Instrucción número 5 de Zaragoza ha decretado la apertura de juicio oral solicitada por la acusación particular, ejercida por Villagrasa. Los 13 habitantes de San Mateo han sido acusados de calumnias, con el matiz de que el abogado de Villagrasa considera a la concejala del PP Ana María Gavach responsable de ese delito con la agravante de que se hizo con publicidad. Cree que ella facilitó a los demás el modelo del escrito de de reposición, publicado en la web del grupo municipal del PP. Otro de los implicados en la causa es su compañero de partido Edmundo Núñez.

En el escrito de acusación, el representante legal del alcalde dice que los vecinos vertieron en sus textos «inciertas manifestaciones» contra su gestión «sumamente ofensivas y vejatorias y que son calumniosas e injuriosas». Además, interpreta que le imputan un delito de malversación porque expusieron que las cuotas de urbanización repercutidas a los propietarios de El Saso se utilizaron para «algún fin distinto al que iban destinadas». El ministerio público, que ya en las diligencias previas solicitó el sobreseimiento de la causa, no comparte el mismo criterio. Asegura que los ciudadanos se referían a que el dinero se estaba destinando a otras obras de la localidad al comprobar que la actuación en el barrio estaba paralizada.

«Las supuestas manifestaciones injuriosas y calumniosas se realizaron dentro de un procedimiento administrativo del Ayuntamiento y por medio de un recurso potestativo de reposición, y del contenido de las aseveraciones del mismo» no se aprecia delito, explica la fiscal.

En cuanto a la imputación a Gavach, la fiscalía indica en las conclusiones provisionales que no hay «prueba alguna» de que hubiese publicado en internet el recurso. En el citado documento, resalta que «procede absolver libremente a los acusados del delito imputado por la acusación particular».

Preguntado por la apertura del juicio oral, Villagrasa se limitó ayer a mencionar que hablará con quien lo tiene que hacer, en referencia al juez. Y justificó su acción en los tribunales para defender su «honra y la del Ayuntamiento».

Por su parte, Núñez criticó que entre los denunciados hay «amas de casa y personas en paro» que «están sufriendo» por un proceso judicial que mermará su capacidad económica en una coyuntura de crisis. El edil conservador vinculó la actitud del alcalde, que gobierna con mayoría absoluta, a un «asunto político». «Se piensa que esos vecinos son los integrantes de la próxima lista del PP», subrayó Núñez. Asimismo, le sorprendió que «siga adelante» con su acusación cuando la fiscalía no ve delito alguno.

El ambiente político en San Mateo de Gállego está crispado, una situación que se extiende a parte de la población. Y suele guardar relación con El Saso, barrio inaugurado el pasado verano y siempre envuelto en controversias. En julio de 2010 varios propietarios denunciaron el mal estado del complejo y que quedaban pendientes trabajos previstos inicialmente.

Etiquetas