Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

COMARCAS

Víctor Morlán se desplaza de Madrid a Calatayud para inaugurar una rotonda

El secretario de Estado descubre una glorieta de la N-234 que permite mejorar la seguridad en una zona donde confluye el tráfico del polígono industrial con el que se dirige al Jalón.

Los representantes políticos escucharon las explicaciones sobre la construcción de la rotonda
Víctor Morlán se desplaza de Madrid a Calatayud para inaugurar una rotonda
SILVIA LACÁRCEL

El secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán, se desplazó ayer de Madrid a Calatayud para inaugurar una rotonda en el kilómetro 255,6 de la carretera N-234 junto al polígono industrial de La Charluca. Ni hubo corte de cinta, ni se pisó la glorieta construida, ya que Morlán escuchó los pormenores de la obra en la explanada que, con los movimientos de tierra, ha quedado en uno de los laterales. Arroparon al alto cargo del Estado en su visita, el alcalde y varios concejales bilbilitanos, autoridades comarcales, diputados provinciales, los alcaldes de algunas otras localidades y representantes de varias entidades de la ciudad.

La infraestructura que se estrena era una demanda desde hace muchos años y dota de más seguridad a este punto de la carretera en el que ha habido numerosas colisiones frontolaterales de vehículos. Aquí confluye el tráfico que entra y sale de la zona industrial y el que lleva la carretera que comunica Calatayud con los municipios de la ribera del Jiloca hasta Daroca. Antes, existía un cambio de rasante y había problemas de visibilidad.

Con una inversión de 781.000 euros y varios meses de trabajos se ha construido la rotonda de 30 metros de radio exterior y se han mejorado 500 metros de la carretera. Morlán señaló que en obras como esta no es tan importante la inversión como su función para quienes las utilizan cada día. "Tenían un punto que era difícil, de riesgo, y que ahora se ha solucionado. Van a mejorar su movilidad y su seguridad", dijo.

Además de la rotonda de conexión con La Charluca, se ha creado otra en el lado inverso para un camino de servicio y una residencia de mayores. Hacia Calatayud, los dos carriles de la carretera se han separado con una barrera de hormigón y se ha creado un tercer carril para acceder a la salida a la A-2.

Hasta ahí las mejoras, pero los usuarios del autobús urbano y los peatones echan en falta un paso de cebra para cruzar de un lado a otro de la carretera como les hicieron saber, a unos metros del acto de inauguración, un grupo de personas para que a las autoridades les llegase su queja.

Ha habido cambios además en la circulación. Afectan a los vehículos que se quieran incorporar a la N-234 desde las empresas que hay en una franja paralela al carril en sentido a Calatayud. Los conductores que salían de esa zona y querían dirigirse hacia Daroca ya no podrán hacerlo de forma directa, dado que se ha construido una barrera de hormigón. Ahora tendrán que continuar hacia Calatayud para hacer el giro unos dos kilómetros más abajo, en la rotonda del hospital.

Según denunció el PP, a los vehículos articulados que salen de los negocios del lado contrario también se les ha complicado la incorporación con bloques que separan los carriles y creen que, antes de recibir la obra, Fomento debería ejecutar varias correcciones. Víctor Morlán llegó de Madrid a su tierra natal en AVE y aprovecho la mañana, además de para dejar inaugurada la rotonda, para visitar la restauración del antiguo Seminario de Nobles, también en Calatayud.

Una agenda para volver a casa

La coincidencia en viernes para esta inauguración parece no ser una casualidad, ya que en la agenda de actos de Morlán se han repetido varias citas inaugurales y reuniones en localidades que jalonan el corredor del AVE que le lleva hasta Huesca. En los últimos meses, el secretario de Estado ha inaugurado en viernes (el 29 de octubre) unas pistas de tenis y un centro social en Huesca y suele aprovechar el fin de semana para participar en actos de su partido en el Alto Aragón.

Etiquetas