Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

DESALOJO VIOLENTO

"Era un espacio muerto y estos jóvenes le daban vida"

Los colectivos vecinales del barrio criticaron la intervención y mostraron su apoyo a los okupas.

Los colectivos sociales de Torrero mostraron ayer su total rechazo a la intervención policial, que calificaron de "desproporcionada". Sus representantes se unieron a los okupas para darles apoyo e incluso varios se vieron implicados en el enfrentamiento con los agentes.

Uno de ellos fue Javier Grasa, presidente de la Asociación de Vecinos Venecia-Montes de Torrero y tío del único detenido. Aseguró que su sobrino, víctima de una actuación "brutal", le defendió cuando a él le estaban "pisoteando". Lamentó que desalojaran el centro penitenciario, "un espacio muerto al que los jóvenes le daban vida". Y mencionó las actividades sociales y culturales que desarrollaban, una iniciativa de ocio "necesaria" para el barrio zaragozano ante la parálisis del Ayuntamiento.

Indicó que la Policía actuó de forma "descontrolada, como si hubiera perdido el sentido común". "Nos han machacado como hormigas, lanzando porrazos y patadas, y han demostrado una falta de civismo", subrayó sin tapujos. Resaltó que los manifestantes congregados ante el bar Galicia fueron "reprendidos" cuando se retiraban de la calzada, ya que no querían entorpecer el tráfico en la calle de Fray Julián Garcés. Remarcó que entonces los agentes les miraron con "actitud chulesca".

Chema Gregorio, de la asociación La Paz, apuntó que no comprendía semejante despliegue y llegó a exigir la dimisión del delegado del Gobierno en Aragón. Recordó que hace años solicitaron al Consistorio de Zaragoza que la cárcel se convirtiera en un centro cultural, si bien en 2011 siguen sin noticias del proyecto, de ahí que viera con buenos ojos el Centro Social 'Okupado'. Asimismo, Luis Artigas, miembro de La Paz, acabó por el suelo durante la carga policial. "Me han tirado", denunció el hombre, quien dijo que tenía varios golpes en la espalda.

Entre los manifestantes, y muy nerviosa por lo ocurrido, se encontraba Juana, madre del arrestado. La mujer lloraba, afectada por haber visto cómo detenían a Fernando S. por televisión. Los okupas la animaron y después acudieron a la Jefatura de Policía para respaldar a su compañero.

En un comunicado, la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ) plasmó su repulsa por el desalojo e insistió en que los jóvenes realizaban actividades abiertas a todos los vecinos.

Etiquetas