Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Aquellos maravillosos años

Vecinos de Sancho Abarca están recopilando en un libro imágenes antiguas del día a día de este barrio, _que en 2013 cumplirá cincuenta años de su creación. También se va a preparar una edición especial en deuvedé.

Aquellos maravillosos años
Aquellos maravillosos años
FOTO CEDIDA POR VECINOS DE SANCHO ABARCA

Un pueblo nuevo, gente joven y la escuela llena de niños". Este es el recuerdo más inmediato de María Jesús Arregui cuando observa con nostalgia las fotografías de la escuela infantil de Sancho Abarca, tomadas en 1962. Este barrio de Tauste creado por el entonces Instituto Nacional de Colonización en el Plan Bardenas cumplirá cincuenta años de vida el próximo año 2013.

"Aunque mi familia procedía de Tauste, yo tenía 5 años y todo eran novedades. Todo el mundo estaba emocionado y contento". Con ese ánimo se superaron las dificultades iniciales porque María Jesús recuerda que, al principio, el centro educativo a estaba sin equipar. "Íbamos a la escuela con una silla que llevábamos de nuestra casa, luego llegaron los pupitres de madera, los tinteros y aquellas pizarras tan grandes". El primer maestro fue José Antonio Jaraute y después llegaría doña Lola.

Las fotografías de la escuela son algunas de las que van a formar parte del libro que están preparando Estrella Morata y Olga Cajigos, dos vecinas de este barrio, que decidieron que había llegado el momento de recoger tanto las imágenes como los testimonios de los primeros vecinos. "No podíamos esperar más tiempo porque las personas se van yendo y se llevan su memoria. Queremos que sean cuantos más mejor los que puedan disfrutar de este trabajo", explica Estrella.

Con la colaboración de todos se han recogido 600 fotografías, de las que unas 500 se han seleccionado para el libro. "Aunque todavía podemos recoger mas imágenes en la dirección fotosdesanchoabarca@hotmail.es, porque habrá personas con las que no hemos conseguido contactar", anima esta vecina.

Las fotografías de mayor interés son las que presentan los primeros años de los colonos, imágenes de las fiestas con concursos de halterofilia, de tractoristas y carreras de bicicletas. "Pero también la proclamación de las reinas de las fiestas, los teatros infantiles de Navidad, que después dejaron de hacerse porque ya no había niños, el primer nacimiento, el primer tractor o las primeras bodas que se realizaron por la iglesia y por lo civil", indica.

"La ilusión de los vecinos nos va a pagar el esfuerzo que estamos haciendo para preparar este trabajo que verá la luz dentro de pocos meses. Será un libro entrañable y positivo", recalca. Este espíritu es el que ha impregnado el trabajo desde el principio, y que lo diferencia de otras publicaciones que han recogido la dureza de la vida de los colonos en los primeros tiempos en estos pueblos.

También en deuvedé

"No es que en el barrio de Sancho Abarca la vida no fuera dura al principio sino que pretendemos reflejar aquellos momentos de convivencia tan especiales. Hoy las costumbres son distintas y la vida ha cambiado mucho", matiza Morata. Por eso, el trabajo de recopilación se va a centrar en el cambio que se ha producido en la vida de los pueblos en los últimos 50 años.

Además del libro se está comenzando a preparar la edición de un deuvedé, que recogerá tanto los testimonios de los primeros vecinos como de todos aquellos que les ayudaron en los primeros tiempos y que fueron importantes en la vida de cada día.

"En Tauste todavía tenemos a una persona que participó en la construcción de la torre de la iglesia; Gonzalo, el panadero durante 40 años; Pepe Larrosa, que traía el pescado, y otros testimonios contados por sus protagonistas", concluye Estrella Morata, una de las impulsoras.

Etiquetas