Despliega el menú
Zaragoza

CAMPO DE BELCHITE

Un edil del PAR denuncia que el párroco de Belchite permite misas franquistas y este lo niega

Las ceremonias se oficiaron en 2008 y 2009 con banderas alusivas a la dictadura. El religioso lamenta el "acoso y derribo" contra él.

Un edil del PAR denuncia que el párroco de Belchite permite misas franquistas y este lo niega
Un edil del PAR denuncia que el párroco de Belchite permite misas franquistas y este lo niega

zaragoza. El párroco de Belchite, José Luis Bautista, consintió la celebración de misas con simbología franquista (con banderas en el interior de las iglesias) en Codo y Belchite en 2008 y 2009. Así lo ha denunciado Luis Badenas, concejal del PAR en Almonacid de la Cuba, quien ha presentado esta semana dos quejas ante el Justicia de Aragón y la Delegación del Gobierno exigiendo el traslado del sacerdote fuera de la comarca. Mientras, el aludido lamenta la campaña de "acoso y derribo" contra él.

Badenas, católico practicante, considera de enorme gravedad que, con la Ley de Memoria Histórica vigente, se permita que en los oficios hubiera enseñas anticonstitucionales, con el agravante de que en Campo de Belchite la guerra civil se sufrió con especial intensidad.

Bautista es párroco titular de Belchite, Almonacid de la Cuba, La Puebla de Albortón y Codo, además de arcipreste de la zona. Su nombre ha estado asociado a la polémica por distintos episodios. El pasado enero promovió una cabalgata de Reyes paralela a la oficial, organizada siempre por Interpeñas, debido a las disensiones con el Ayuntamiento socialista de Belchite. El enfrentamiento se ha visto reflejado en críticas a la gestión municipal incluidas en la hoja parroquial y su oposición a la construcción de una guardería pública.

Las misas de la controversia están en YouTube. A las mismas acudieron personas de fuera de la comarca, que son quienes las organizan y celebran. Badenas argumenta que el párroco permite estos actos, aunque no participa en ellos, si bien la de Codo de 2008 la habría oficiado un cura mayor de la zona. En las imágenes se pueden ver seis banderas preconstitucionales (entre ellas la del águila de San Juan, la carlista o la de la Falange) a la derecha del altar en el momento de la consagración. Y en la de Belchite de 2009 aparece una enseña española. El edil del PAR subraya que es la de San Juan, pero el símbolo no es perceptible.

Asimismo, distintas fuentes han asegurado que este septiembre el templo de Belchite albergó otra misa de estas características. Hasta hace dos años, este tipo de celebraciones siempre habían tenido lugar en el Pueblo Viejo, en una fosa común con cadáveres de ambos bandos, nunca en una iglesia.

Badenas ya reclamó la salida de Bautista hace diez meses al Arzobispado y ahora, ante el silencio, retoma su exigencia. Solicita "respeto, amparo y protección" para la comarca con objeto de evitar "atentados contra los valores constitucionales". El cargo público estima que los vecinos no quieren que la comarca se convierta en un "nuevo Valle de los Caídos" y aboga por edificar un centro de interpretación de la guerra civil que contara con seminarios de paz.

El sacerdote, por su parte, indicó que los nostálgicos de la dictadura van a Belchite "desde tiempos inmemoriales" y resaltó que nunca ha permitido que hubiera contenidos políticos ni alusiones al régimen. Otra cosa es, dijo, que rindan tributo a sus muertos. Bautista señaló que en esas homilías se pide por los fallecidos de los dos bandos. Preguntado por las banderas presentes en la ceremonia de Codo, lo achacó a un "desliz", ya que está al tanto para que los asistentes "no se desmadren".

Bautista negó su intromisión en asuntos políticos. Y apuntó que defenderá a la parroquia cuando el Consistorio, sea del signo que sea, se meta en competencias religiosas. Desde el Arzobispado prefirieron no hacer declaraciones.

Dentro y fuera del templo de Codo, en 2008. Los asistentes hacen una genuflexión con las banderas en el momento de la consagración (1) y posan a la entrada de la iglesia (2). Las imágenes están en YouTube.

Etiquetas