Zaragoza
Suscríbete

MEDIDA DE AHORRO

Belloch sopesa ampliar al menos cinco años la concesión de la depuradora

La medida permitiría aplazar los pagos por la amortización de las instalaciones y liberaría entre dos y ocho millones anuales.

La concesión de la depuradora de La Cartuja expira en 2018.
Belloch sopesa ampliar al menos cinco años la concesión de la depuradora
HERALDO

El Ayuntamiento de Zaragoza está estudiando la posibilidad de abrir un proceso de negociación con la concesionaria de la depuradora de la capital, Utedeza, para prorrogar su plazo de explotación de las instalaciones. De momento, se están planteando varios escenarios (cinco, diez y quince años de prórroga), aunque es la primera de las opciones la que se ve con mejores ojos por el gobierno municipal. Si se rubricara el acuerdo, el Consistorio podría aplazar los pagos por la amortización del complejo y aliviar su precaria situación económica.

En función del periodo en que se amplíe la concesión, que expira en 2018, el Ayuntamiento podría liberar entre 2 y 8 millones de euros de su presupuesto anual. Y en la situación actual, en la que arañar unos cuantos miles de euros de las cuentas municipales supone un esfuerzo titánico, esos fondos serían muy bien recibidos.

Esta solución forma parte de la batería de medidas que está estudiando el gobierno del socialista Juan Alberto Belloch para mejorar el estado de las arcas municipales. El Consistorio está trabajando desde hace meses en la definición de fórmulas para renegociar su deuda con las grandes contratas. De todas ellas, la de la depuradora es una de las más viables. No en vano, ya hay informes jurídicos que avalan su legalidad.

La ampliación de la contrata perseguiría varios objetivos. Fuentes consultadas explicaron que la depuradora está pendiente de una serie de inversiones que, ampliando la concesión, correrían a cargo de la adjudicataria. Además, el Ayuntamiento podría retrasar algunos años los pagos de la amortización de la infraestructura, que debe estar sufragada por completo en 2013.

Por los dos años y medio que quedan, el Ayuntamiento tiene que abonar unos 18 millones de euros para saldar sus cuentas con la depuradora, que se estrenó en 1993 con un plazo de concesión de cinco lustros y se ha financiado casi en su total con fondos municipales. Entre los gastos de construcción, mantenimiento, explotación e intereses, el Ayuntamiento habrá pagado en 2013 unos 290 millones de euros.

Canon de depuración

Si se ampliara la concesión de la depuradora y, como consecuencia, los plazos de amortización de la infraestructura, sería necesario analizar en qué grado afectaría al acuerdo suscrito entre el Ayuntamiento y el Gobierno de Aragón respecto a la incorporación de la capital al canon de saneamiento.

Aquel pacto, imprescindible para la viabilidad económica del plan de depuración, implicaba que la capital no aportaría ninguna cantidad suplementaria a lo que viene abonando hasta que en 2013 estuviera pagada la depuradora. Fuentes consultadas concluyeron que si se retrasa el plazo de amortización esto supondrá que las aportaciones de Zaragoza al plan de saneamiento de la DGA se tendrían que demorar. Otras fuentes consideran que el pacto no tiene que verse afectado.

Etiquetas