Despliega el menú
Zaragoza

CAMPO DE CARIÑENA

Más de 2.000 personas se reúnen en Tosos para celebrar el día de la Comarca

El acto central del día fue una comida popular en la que participaron 500 vecinos.

Imagen de la comida popular a la que asistieron unas 500 personas.
Más de 2.000 personas se reúnen en Tosos para celebrar el día de la Comarca
LUIS áNGEL BERNAL

Más de 2.000 vecinos de Campo de Cariñena se reunieron ayer en Tosos, una localidad de apenas 240 habitantes. El objetivo: celebrar por todo lo alto el día de la Comarca. Fue una jornada de convivencia y diversión en laque los anfitriones cumplieron con todas las expectativas. No era para menos. Según explicó el concejal de Cultura, José Luis Hernández: "Llevábamos un mes preparando este día entre todos, porque al ser un pueblo pequeño necesitábamos mucha coordinación para albergar a tanta gente".

Las primeras en llegar fueron las asociaciones de mujeres de la comarca que, durante toda la mañana, se encargaron de preparar y ofrecer degustaciones de productos típicos, acompañadas por las asociaciones de la localidad. Poco después, empezaron a llegar autobuses llenos de vecinos de las diferentes localidades, a quienes les esperaba una chocolatada con bizcochos en la plaza del Peirón.

Uno de los actos más institucionales de la jornada tuvo lugar al mediodía. A las 12.00 las autoridades fueron recibidas en el Ayuntamiento y poco después, se celebró la inauguración del Mural de la Comarca, un obsequio del taller escuela Cerámica de Muel.

La hora de comer

Sobre las 14.00 unas 500 personas acudieron a la calle de la Fuente para participar en la comida popular. El plato fuerte, paella de marisco; de postre, helado; y como no podía ser de otra manera, para beber, vino de la zona.

Apenas había terminado la comida y el grupo de animación LURTE ya estaba haciendo de las suyas para que a nadie le entrasen ganas de echarse la siesta. A las 16.30 llegó unos de los momentos más mágicos del día, ya que el grupo Funny Magic Creepy Show realizó un espectáculo de magia que dejó con la boca abierta a más de uno. Y una hora después, los asistentes disfrutaron de un concierto en la iglesia de Santa María la Real, a cargo de la banda de música de Encinacorba.

Como broche final y para volver a casa contentos, tuvo lugar una degustación de sangría en la calle Mayor. "Eso sí, solo es apta para los que no tienen que conducir", advirtió José Luis Hernández.

A partir de las 20.30 todos los participantes de la jornada fueron poco a poco subiendo a los autobuses para regresar a casa. Sin embargo, los vecinos de Tosos dejaron claro que ellos podían con mucho más, porque la música no dejó de sonar durante la despedida.

Etiquetas