Despliega el menú
Zaragoza

TEMPORAL

Los parques de Zaragoza, cerrados por el viento

Se ha activado la alerta y se aconseja evitar hoy zonas arboladas como las riberas, donde también ha aumentado el caudal del río Ebro.

El fuerte viento en Zaragoza obliga a cerrar los parques
Los parques de Zaragoza, cerrados por el viento
JOSé MIGUEL MARCO

La Agencia Estatal de Meteorología activó ayer la alerta por riesgo de fuertes vientos, con rachas que pueden llegar a alcanzar los 90 kilómetros por hora en la ribera del Ebro (Zaragoza), el sur de Huesca y el Bajo Aragón (Teruel).

Según informó la dirección general de interior del Gobierno de Aragón, se prevén vientos con esta intensidad en estas tres áreas de Aragón entre las 00.00 y hasta las 19.00. La probabilidad de que las rachas alcancen esa fuerza es de entre el 40% y el 70%.

Ante esta previsión, el Ayuntamiento de Zaragoza ha activado el Plan Municipal de Protección Civil. De tal manera que, mientras dure este aviso, se prohibe el acceso a los parques de la ciudad y se recomienda evitar las zonas con arbolado de gran porte, como las riberas del Ebro en Zaragoza.

Aunque las rachas fueron mucho menos intensas, el viento ya provocó ayer incidencias en la capital aragonesa. Los Bomberos tuvieron que hacer varias salidas para retirar cascotes de las cornisas y cortar las ramas de algún árbol. Según informó el 080, se consolidaron construcciones en la calle de Diego Castrillo y en el paseo de la Constitución, y hubo que retirar árboles en la carretera del aeropuerto, en los paseos de Fernando el Católico y Ruiseñores, y en la calle Aneto de Cuarte de Huerva.

Por otro lado, las lluvias caídas durante los últimos días en el Norte de España hicieron que ayer el caudal del río Ebro subiera hasta superar los 700 metros cúbicos por segundo. En concreto, al cierre de esta edición, se alcanzaron los 723, aunque se encuentran dentro de los valores que había previsto la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE).

El aumento del caudal no causó ningún contratiempo a su paso por la capital aragonesa, aunque sí que atrajo a más de un curioso a los puentes y a las riberas del Ebro para ver la crecida del río. Según las predicciones de la CHE, el caudal descenderá a partir de hoy y durante los próximos días.

El Ebro, a su paso por otras localidades como Castejón (Navarra), ha llegado a los 900 metros cúbicos por segundo. Sin embargo, estos parámetros se encuentran muy por debajo de los que se registran cuando viene una crecida ordinaria. A partir de los 2.300 m3/s pasa a catalogarse como avenida extraordinaria.

Etiquetas