Despliega el menú
Zaragoza

FUE DETENIDO EN MARZO

Denuncian a un empresario por presuntos abusos a mujeres durante entrevistas de trabajo

La Policía ha interrogado a varias de las supuestas víctimas, a las que el industrial grababa en vídeo. Las cintas están ya en el juzgado.

Un juzgado de Zaragoza investiga los presuntos abusos practicados por un empresario del ramo de la limpieza a varias mujeres que acudieron a pedirle trabajo. Según ha podido saber este periódico, el denunciado grababa además los supuestos abusos en vídeo y esas cintas están ya a disposición del juez. Aunque la mayoría de las entrevistadas parecen haber reconocido tocamientos, al menos una de ella ha dicho ser víctima de una violación.

Según fuentes de la investigación, los casos denunciados se corresponden con entrevistas llevadas a cabo a lo largo de los años 2009 y 2010. La Policía Nacional ha tomado ya declaración a muchas de las supuestas víctimas, y parece que la forma de actuar del empresario siempre se repetía. Las mujeres acudían a las oficinas de la compañía y era el propio dueño el encargado de hacerles las preguntas.

Según las declaraciones de las testigos, el hombre las metía en una sala y cerraba la puerta con pestillo. Después, empezaba a preguntarles por cuestiones relacionadas con el puesto de trabajo. Sin embargo, a medida que avanzaba la entrevista, las preguntas iban subiendo de tono. De hecho, parece que el denunciado les interrogaba por sus relaciones sentimentales -si tenían novio o estaban casadas- y sus preferencias sexuales.

Las candidatas, sorprendidas, se quedaban bloqueadas y no sabían cómo reaccionar. Al parecer, el empresario aprovechaba ese momento para abordarlas y practicarles tocamientos. Estos supuestos abusos eran grabados con una cámara de vídeo, y las filmaciones eran conservadas por el empresario.

Detenido en marzo

La denuncia contra el empresario, que tiene contratos con muchas comunidades de vecinos de Zaragoza, se presentó a mediados del pasado mes de marzo. Pocos días después, el sospechoso era detenido. Según ha podido saber este periódico, el hombre se negó a contestar a las preguntas de los agentes en la Jefatura Superior de Aragón. Sin embargo, sí declaró ante el juez de guardia, ante el que negó las acusaciones.

En las diligencias que la Policía llevó al juzgado, se informaba de la presunta violación de una de las mujeres a las que entrevistó, a la que supuestamente introdujo dos dedos en la vagina. Pese a ello, la fiscalía decidió no solicitar la prisión provisional para el arrestado, que quedó en libertad.

Declaraciones de las víctimas

De la investigación del caso se ha hecho cargo otro juzgado de instrucción de la capital aragonesa, que cuenta ya con las grabaciones de los presuntos abusos y con las declaraciones que las mujeres hicieron ante la Policía. De momento, ninguna de ellas ha sido citada por el magistrado para corroborar su versión.

Según fuentes próximas al caso, serían al menos una docena las aspirantes que han pasado por comisaría para intentar aclarar estos hechos. Además de practicarles tocamientos, parece que, en algún caso, el denunciado también les hacía quitarse la ropa con la excusa de tomar medidas para el uniforme de trabajo. Todas ellas han explicado además que, al terminar la entrevista, antes de marcharse, el empresario les pedía que firmaran un impreso en el que daban su aprobación al supuesto test de personalidad al que las había sometido.

Etiquetas