Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

TRAGEDIA DEL YAK-42

La Audiencia Nacional confirma que el general Navarro no irá a la cárcel

La decisión coincide con el séptimo aniversario de la tragedia y se ha tomado porque el condenado "presenta una enfermedad grave e incurable que se encuentra en fase terminal".

Un familiar de uno de los 62 militares fallecidos en la tragedia del Yak, durante el homenaje celebrado ayer en Zaragoza.
La Audiencia Nacional confirma que el general Navarro no irá a la cárcel
TONI GALáN/A PHOTO AGENCY

La Audiencia Nacional ha paralizado la ejecución de la condena a tres años de prisión que impuso al general Vicente Navarro por falsear la identidad de 30 de los 62 militares que fallecieron en el accidente del Yak-42, del que ayer se cumplieron siete años. Los magistrados de la sección primera de la Sala de lo Penal han tomado esa decisión basándose en que, según un informe forense y otros análisis médicos aportados, el general Navarro "presenta una enfermedad grave e incurable que se encuentra en fase terminal y que necesita cuidados paliativos" -un cáncer de pulmón, según informó Colpisa-.

En un auto dictado el pasado martes, la Sala de lo Penal recuerda que el Código Penal concede la posibilidad de "otorgar la suspensión de cualquier pena impuesta sin sujeción a requisito alguno en el caso de que el penado esté aquejado de una enfermedad muy grave con padecimientos incurables, salvo que en el momento de la comisión del delito tuviera otra pena suspendida por el mismo motivo".

Los magistrados Javier Gómez Bermúdez, Manuela Fernández Prado y Nicolás Poveda han adoptado esta decisión con el informe favorable del teniente fiscal de la Audiencia Nacional, Fernando Burgos, y tras constatar que el condenado ha abonado los 300.000 euros que el tribunal le impuso como responsabilidad civil (10.000 por cada uno de los 30 fallecidos mal identificados) y los 1.800 euros de multa.

No obstante, los jueces aún no se han pronunciado sobre la situación del comandante José Ramón Ramírez y del capitán Miguel Ángel Sáez, que fueron sentenciados a un año y medio de cárcel y para los que el fiscal tampoco solicitó el ingreso en prisión al carecer de antecedentes penales. El Supremo ha ratificado todas las penas.

El presidente de la Asociación de Familiares de Víctimas del Yak-42, Miguel Ángel Sencianes, recordó ayer en Zaragoza que el general Navarro es "un delincuente". No obstante, respetó la decisión de la Audiencia Nacional por estar basada en la grave enfermedad que sufre el condenado. "Aunque no queremos ningún mal para él porque somos defensores de la vida, es un delincuente, y sus oficiales también lo son -dijo Sencianes-. Actuó con su uniforme, en contra de los suyos y en acto de servicio. Mientras otros países se juegan la vida para recuperar los cadáveres de los suyos, él los esparció y los distribuyó a suertes".

Etiquetas