BARRIOS

Los vecinos del Picarral se librarán en un año del tráfico de Saica, que supone 700 camiones al día

La factoría invertirá 450.000 euros en habilitar un nuevo acceso a través del polígono de Cogullada. El ADIF cederá suelo de la terminal ferroviaria del Arrabal con el fin de que los vehículos puedan cruzarla.

Se han necesitado seis años, pero al final hay acuerdo para que el tráfico pesado de la factoría de Saica deje de atravesar el barrio del Picarral. Los 700 camiones y furgonetas que a diario entran y salen de la planta por la avenida de San Juan de la Peña lo harán en el plazo de un año por el interior del polígono Cogullada, a donde llegarán por la calle de Benjamin Franklin. Así lo pactaron ayer la empresa con el Ayuntamiento de Zaragoza y el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), que cederá parte de los suelos de la terminal de mercancías del Arrabal para que los camiones accedan a la planta por un nuevo vial.

El vicepresidente ejecutivo de Saica, Ramón Alejandro, apuntó que la inversión rondará los 450.000 euros y que, a su juicio, integrará "de manera definitiva" la planta en el barrio. Esta aportación, subrayó, culmina un proceso de obras e inversiones que empezó en 2002 y que permitirá a Saica "poder estar muchos años" en el barrio.

Alejandro explicó que le gustaría recurrir más al ferrocarril para exportar sus productos, pero que la diferencia de ancho de vía con Europa reduce a tan solo 30.000 toneladas los envíos por ferrocarril. Las restantes 330.000 toneladas que se producen en la planta se mueven en camión.

El acuerdo ha sido posible gracias a la cesión de suelo ferroviario de la terminal del Arrabal por un periodo de cinco años, que se podrá prorrogar, según explicó el director de Logística de ADIF, Santiago Abengochea.

De los 450.00 de inversión, 270.000 euros se destinarán a la parcela alquilada al ADIF , incluidos los 41.000 euros de trabajos solicitados por ADIF para levantar vías o cambiar el vallado, mientras que los otros 180.000 euros se invertirán en acondicionar viales dentro de Saica hacia la zona de salida, así como la iluminación y el cerramiento.

Tanto el concejal de Urbanismo, Carlos Pérez Anadón, como el presidente de la Asociación de Vecinos del Picarral, Juan José Jordá, destacaron que esta solución acaba con un "problema histórico, con las molestias y la peligrosidad".