Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

CONTAMINACIÓN ACÚSTICA

El Justicia pide al Ayuntamiento que reclame a AENA un mapa de ruidos actualizado del aeropuerto

El Justicia de Aragón ha sugerido al Ayuntamiento de Zaragoza que inste a AENA (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea) a que elabore el mapa de ruidos actualizado del aeropuerto.

El Justicia de Aragón ha sugerido al Ayuntamiento de Zaragoza que inste a AENA (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea) a que elabore el mapa de ruidos actualizado del aeropuerto de Zaragoza, ya que es competencia de la Administración General de Estado la elaboración, aprobación, revisión de los mapas de ruido del aeropuerto, así como la información al público, delimitación de las zonas de servidumbre acústica, limitaciones derivadas de la misma, elaboración de planes de acción y ejecución de sus medidas, entre otros aspectos.

Desde el Justiciazgo se ha trasladado esta sugerencia al Ayuntamiento zaragozano tras recibir en marzo del pasado año una queja exponiendo las molestias que causa a miles de ciudadanos la cercanía del aeropuerto de Zaragoza.

Un mapa desfasado

En la queja se ponía de manifiesto el desfase existente en el mapa de ruidos de dicha instalación existente en el Plan General de Ordenación Urbana de Zaragoza (PGOU), mapa elaborado en 1997 y con el horizonte de 2007.

Los afectados indicaron que dicho mapa ha quedado desfasado, tanto temporalmente como al no considerar variables tan importantes como la implantación industrial de PLAZA o las nuevas áreas residenciales de Valdespartera y Arcosur o el incremento del tráfico aéreo producido desde el momento de elaboración del mapa.

Además, los ciudadanos afectados indicaron que dicho mapa sonoro no ha sido revisado a los cinco años de la fecha de su aprobación, como exige la Directiva 2002/49/CE sobre evaluación y gestión del ruido ambiental, la Ley del Ruido y la propia Ordenanza Municipal de Ruidos de Zaragoza.

Añaden, además, que la previsión de impacto acústico está "infradimensionada y que es obsoleta, al no utilizar los indicadores de ruidos comunes Lden y Lnight en decibelios que establece la Directiva como un indicador básico de "molestia" y que se utiliza en relación con el ruido de aeronaves en la mayor parte de Estados miembros.

A la petición de información, el Ayuntamiento respondió que "el municipio de Zaragoza, en las obligaciones que le confiere la legislación vigente, sólo es competente para la elaboración de un mapa de ruido que no exceda del ámbito territorial del propio municipio y que no afecte a infraestructuras viarias, ferroviarias, aeroportuarias y portuarias de competencia estatal", motivo por el que no incluye el aeropuerto de Zaragoza al carecer de competencia.

En la resolución del Juticiazgo también se insta al Ayuntamiento de Zaragoza a instalar, previo estudio correspondiente, una red de control acústico del pasillo aéreo del Aeropuerto de Zaragoza.

Valdespartera y Arcosur

Esta petición surge tras la advertencia de los afectados que apuntaban que "la inadecuación del mapa de ruidos puede influir en que las nuevas urbanizaciones proyectadas dentro del pasillo aéreo sufran unas molestias superiores a las previstas en el mismo, y que el problema que padecen vecinos de otras zonas más alejadas se multiplique en el futuro para los nuevos habitantes, que accederán a sus viviendas desconociendo la situación real, que tal vez incumpla los parámetros legalmente establecidos".

Al respecto, señala que el planeamiento de las zonas de Valdespartera y Arcosur afectado por los ruidos producidos por aeronaves ha sido informado favorablemente por los departamentos competentes de los ministerios de Fomento y Defensa, de acuerdo con la normativa vigente en cada momento.

Así, detalla que en el caso de Arcosur, más reciente que Valdespartera, la dirección general de Aviación Civil del Ministerio de Fomento informó en 2003 en sentido favorable al proyecto, advirtiendo expresamente que las envolventes contenidas en el plan general de Zaragoza y respetadas por el plan parcial, trazadas a partir de índices NEF de medición del ruido (Noise Exposure Forecast), son más restrictivas que las huellas de ruido LEQ día (60 dBa) y LEQ noche (50 dBa) que se utilizaron en el plan director del aeropuerto de Zaragoza y que representan el nivel de ruido medio diurno y nocturno de los valores medios medidos en todos los municipios estudiados.

Otra propuesta que traslada el Justicia de Aragón es que el Ayuntamiento proceda a constituir, dentro del Consejo de la Agenda 21 Local, una subcomisión sobre el ruido, donde pueda tratarse esta problemática. Detalla que dicha comisión, siguiendo el esquema de las ya existentes, tendrá una "amplia representación social y técnica".

Una cuarta consideración que establece el Justiciazgo apunta que el Ayuntamiento se dirija al Gobierno de la nación pidiéndole "estudiar el empleo de la pista treinta izquierda o cualquier otra solución técnicamente posible, para los vuelos militares y que dichos vuelos sean limitados al máximo en horario nocturno".

Finalmente, propone al Ayuntamiento que organice unas jornadas ciudadanas explicativas de la problemática acústica y sus líneas de solución, con particular referencia al entorno del Aeropuerto de Zaragoza.

Etiquetas