Despliega el menú
Zaragoza

RANILLAS, TRAS LA EXPO

La DGA sopesa ahora rescindir la concesión del Palacio de Congresos si no hay garantías

La opción más viable es hacerlo de forma amistosa y si no, por vía administrativa.El edificio, con goteras y quejas por frío, está sin limpieza y seguridad por falta de dinero.

El Palacio de Congresos costó finalmente más de 60 millones de euros.
La DGA sopesa ahora rescindir la concesión del Palacio de Congresos si no hay garantías
HA

El Gobierno de Aragón sopesa ahora la posibilidad de rescindir el contrato con la adjudicataria del Palacio de Congresos, el grupo de empresas Fodimetac. Tal y como publicó ayer HERALDO, el edificio se encuentra actualmente sin servicio de limpieza ni de seguridad por falta de liquidez, a lo que hay que sumar las goteras y el intenso frío que ha causado numerosas quejas del público y de los congresistas que han asistido a algún acto. El principal socio del grupo de empresas concesionario ha declarado concurso de acreedores y el director del Palacio, José Luis Laborda, reconoció que no hay "un euro" para pagar las facturas.

 

En principio, si la concesionaria no ofrece garantías para seguir con el contrato, la única opción posible es la de la rescisión. Pero habría dos caminos: la vía amistosa y la administrativa. Esta última conllevaría que la empresa, que podría interponer un contencioso, no podría volver a trabajar con la Administración. Una vez rescindido el contrato, la adjudicación se volvería a sacar a concurso. No obstante, la decisión aún no está tomada.

 

Fuentes del Departamento de Cultura de la DGA advirtieron que, de momento, "no hay un incumplimiento de contrato", aunque recalcaron que si hubiera algún problema "se tomarán las medidas necesarias". Entre ellas, se baraja la de la suspensión del contrato. Hay que tener en cuenta que la concesionaria debe pagar ahora los 120.000 euros del canon anual pactado con el Ejecutivo, además de otro variable, que supone el 3% de la facturación neta. Si no asume esta obligación (dada la falta de liquidez esgrimida), se incumpliría el contrato y, por tanto, habría razones para rescindir el mismo.

 

Las mismas fuentes de la DGA aseguraron que ha existido una supervisión del Ejecutivo autonómico y que se "han detectado problemas coyunturales en los que se está trabajando con la dirección". En este sentido, recordaron que el edificio se recibió "en buenas condiciones" y que, por tanto, "está en garantía".

 

De hecho, la concesionaria del edificio culpa de las goteras y el frío a la construcción del edificio. El director del Palacio de Congresos achacó las deficiencias del edificio a "las prisas" por acabar a tiempo las obras para la Expo. Además, José Luis Laborda ya advirtió de que los problemas de goteras y frío son difíciles de solventar.

 

La obra acumuló un sobrecoste del 15% sobre el presupuesto de adjudicación. Debía costar 42 millones de euros más diez para equiparlo, pero el Gobierno de Aragón ha tenido que pagar finalmente más de 60 millones de euros por la construcción.

Petición de comparecencia

Por su parte, los grupos parlamentarios de la oposición fueron muy duros con la gestión del Ejecutivo autonómico. El portavoz del PP, Eloy Suárez, anunció que se va a solicitar la comparecencia del presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, en las Cortes para que explique "el fiasco monumental en que su Ejecutivo ha convertido el Palacio de Congresos". "Es consecuencia directa de la lamentable forma de gobernar de Iglesias: descontrol absoluto y derroche de fondos públicos para obras mal hechas y peor gestionadas", criticó Suárez, que dijo comprender ahora por qué la DGA no aporta información sobre este proyecto.

 

El portavoz de CHA, Chesús Bernal, achacó también "la obra de Pepe Gotera y Otilio", a "la improvisación, desidia y a la intención de ir a cubrir el expediente con el juguete por parte de la DGA", en referencia a este proyecto "estrella" del Gobierno de Aragón. "Se ha invertido dinero público que no se rentabiliza y, además, hay un sobrecoste, pero nadie da explicaciones", recriminó el portavoz nacionalista, que anunció iniciativas parlamentarias.

 

El portavoz de IU, Adolfo Barrena, también tuvo palabras duras. Dijo que esto es "el resultado de cómo y de qué manera se gestionó la Expo" y de "los afanes privatizadores del gobierno que acarrean que dejen en condiciones penosas un edificio emblemático". Por eso, exigió a la DGA que asuma la responsabilidad y opte por la gestión pública.

Etiquetas