Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

El museo Gargallo, el más visitado de la ciudad, reabre sus puertas tras casi tres años de obras

La ampliación ha costado 5,7 millones y se ha retrasado 16 meses por problemas con la cimentación del nuevo edificio.La hija del artista maellano ha cedido cinco nuevas esculturas: cuatro ya están instaladas y la otra se colocará en la vía pública

El museo Pablo Gargallo, el más visitado de toda Zaragoza, reabrió ayer sus puertas tras casi tres años de obras que han permitido ampliar en un 40% el espacio disponible. Los trabajos han consistido, básicamente, en acondicionar como parte de las instalaciones un edificio anexo situado en el número 20 de la calle Torrenueva. Sin embargo, la reforma se ha retrasado 16 meses -en un principio estaba prevista para la Expo- por los problemas de cimentación que presentaba ese inmueble. La inversión total realizada por el Ayuntamiento ronda los 5,7 millones de euros.

 

Ahora, el grueso de las 190 obras que forman la exposición permanente se exhibe en el palacio de Argillo. Según los responsables de Cultura del Consistorio, con la reforma las obras del artista maellano se distribuyen "mejor y de una forma más comprensible, cómoda y pedagógica". De esta forma, todos los cartones, grabados y dibujos se han reunido en una misma sala.

 

Además, para celebrar la ampliación, la hija del escultor ha regalado al museo tres nuevas obras de su padre: el modelo de 'Voluptuosidad' en escayola, un ejemplar de esa escultura en bronce y otro de 'Autorretrato' en el mismo metal. Pierrette Gargallo también ha cedido los derechos de autor para fundir en bronce otros dos trabajos más: 'En la artesa' y 'La vendimiadora'.

 

Cuatro de esas nuevas esculturas ya están instaladas en el museo, mientras que la quinta, 'La vendimiadora', está en proceso de fundición. Al tratarse de una obra de grandes proporciones, cuando se termine se colocará en la vía pública como ya se hizo con 'El pastor del águila', en la calle Alfonso, o 'Saludo olímpico', los dos caballos situados a la entrada del palacio de Argillo.

Nuevos equipamientos

En cuanto al resto de contenidos, la ampliación del museo ha permitido crear una sala de exposiciones temporales que se inaugurará la semana que viene y que a se divide en tres espacios de distintos tamaños. Hasta ahora, este tipo de exhibiciones se instalaban en el salón de actos, espacio que con la reforma puede utilizarse para su uso original.

 

En el edificio de la calle Torrenueva también se ha acondicionado una sala de audiovisuales y otra de actividades didácticas en la que se celebrarán talleres para colegios y otros colectivos. El inmueble alberga, además, los fondos documentales del museo con su correspondiente sala de consulta.

 

Antes de cerrar sus puertas en enero de 2007, el Pablo Gargallo era el museo de la capital aragonesa al que más personas acudían seguido del teatro de Cesaraugusta. En 2006 recibió más de 52.000 visitas, pero en ejercicios anteriores llegó a superar las 60.000.

 

Durante la inauguración, el alcalde de la ciudad, Juan Alberto Belloch, dio las gracias a la familia de Gargallo y "a mucha gente" por lo conseguido. "Si exceptuamos a Goya, Pablo es, probablemente, la figura más importante, conocida y reconocida internacionalmente que hemos tenido en Aragón -sostuvo Belloch-. Tener el único museo monográfico que existe en el mundo sobre Gargallo y de tal calidad supone un orgullo y también un equipamiento fundamental desde la óptica de la candidatura de Zaragoza a la capital europea de la cultura 2016".

Totalmente accesible

El nuevo museo Pablo Gargallo es totalmente accesible para disminuidos físicos, visuales y auditivos. Incluso los audiovisuales incorporan una versión subtitulada y con la lengua de signos española. La instalación cuenta con audioguías en español, francés, inglés e italiano.

 

El edificio abre de martes a sábado de 9.00 a 21.00 y los domingos de 9.00 a 14.00. Los lunes cierra por descanso semanal, y además cuenta con un servicio de actividades didácticas.

Etiquetas